Vídeo de la semana

Discurso del Rey

Felipe VI: “España no se rinde, el virus nos va a hacer más fuertes”

El Rey se dirige a toda la nación con un mensaje tranquilizador y apelando a la unión: "Todos los españoles pueden sentirse protegidos"

Felipe VI reaparece el público, tras estallar la pandemia del coronavirus y  lo hace en televisión después de una reunión que ha mantenido con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los miembros del comité de gestión de la crisis, entre los que se encuentran Salvador Illa, ministro de Sanidad; Margarita Robles, de Defensa; Fernando Grande-Marlaska, de Interior, y José Luis Ábalos de Transportes. El Monarca se ha sentado con todos ellos para conocer los problemas que más afectan a nuestro país, así como plantear soluciones que puedan mejorar la situación en la que nos encontramos. Durante su discurso a todos los españoles ha querido dar ánimo. “Todo el Estado está volcado en resolver esta crisis. Todos los españoles pueden sentirse protegidos. Estamos haciendo frente a una crisis nueva, que condiciona nuestras costumbres, nuestro empleo, empresas, bienestar. Es una crisis que vamos a superar”.

“Quiero enviar mi cariño junto a la Reina y mis hijas a las familias que han sufrido la perdida de alguno de los seres queridos. A los que estáis afectados, a todos ellos mucho ánimo”, aseguraba el Monarca, quien añadía: “Hoy es más de justicia dar la gracias a todos los que están ayudando y sacrificándose por los demás. Tenemos un gran sistema sanitario a ellos quiero dirigirme. Tenéis nuestro respeto. Sois nuestra primera línea de defensa, los que a todas horas estáis cuidando y dando consuelo a los que lo necesitan. Vuestro sacrifico no os  lo podremos agradecer, lo mucho que estáis haciendo”.

“Hay momentos en la historia de los pueblos en la que se nos pone a prueba, momentos en los que se ponen a prueba los valores. Estoy seguro que todos vamos a dar ejemplo de civismo y de solidaridad, especialmente con los más vulnerables para que no se encuentren solos”, señaló Felipe VI en estos momentos de unidad frente a la adversidad.

“Debemos olvidar las diferencias y unirnos con un objetivo, el de superar esta situación con decisión y energía. Tenemos que resistir y aguantar”, además explicó: “Todos y cada uno de nosotros somos parte de la solución de esta crisis, temporal, un paréntesis, volveremos a la normalidad, lo haremos más pronto que tarde, si colaboramos. Recuperaremos la normalidad, la economía, nuestros comercios. España recuperará su fuerza”.

“A lo largo de los años hemos pasado por situaciones difíciles pero lo superaremos. España no se rinde ante las dificultades. Nos va a hacer más fuertes como sociedad”, fueron las últimas palabras de Felipe VI, antes de dar las gracias a todos: “Ánimo y adelante”.

Reyes de España
Gtres

COVID-19 está afectado la vida de todos los españoles, incluidos los Reyes de España, quienes se han visto obligados a posponer el viaje que tenían programado a Estados Unidos para el próximo 21 de abril. El Gobierno norteamericano ha difundido un comunicado, que aboga a que ambos países aúnen fuerzas y recursos para luchar contra el virus. La Dirección General de Comunicación, Diplomacia Pública y Redes hace público: “Con el objetivo de permitir que los Estados Unidos y España continúen dedicando todos sus recursos y atención a la respuesta al COVID-19, se ha pospuesto la visita de Sus Majestades el Rey Felipe VI y la Reina Letizia a la Casa Blanca, prevista para el 21 de abril. El Presidente Donald Trump y la Primera Dama, Melania Trump, esperan poder acoger a Sus Majestades en los Estados Unidos próximamente. Los Estados Unidos continuarán trabajando con España y con el resto de sus socios europeos para minimizar el impacto de la pandemia del COVID-19”.

Este no es el único revés al que Felipe VI está haciendo frente. El Rey se enfrenta a un problema personal relacionado con su padre, Juan Carlos I, a cuya herencia ha renunciado debido al supuesto cobro de unas comisiones provenientes de Arabia Saudí. Además, el Monarca ha querido retirarle la asignación anual que percibía como miembro de la Casa Real.

Continúa leyendo

#}