Problemas de regencia

Mónaco en manos de…¿ Charlene?

¿Es la esposa del príncipe Alberto la adecuada?

El príncipe Alberto de Mónaco dio positivo en el test de coronavirus y si bien su estado no  reviste gravedad, sin embargo,  le impide estar al cien por cien a cargo del principado. Esta situación insólita ha planteado el problema de su sucesión en caso de que hubiera un empeoramiento en su estado de salud. Su heredero, el príncipe Jacques, solo tiene cinco años, por lo que en este caso debería de estar como regente la princesa Charlene, esposa del Soberano de la Roca.

Ella siempre se ha intentado mantener en un segundo plano y apenas acompaña a su marido en sus actos oficiales, solo en los más importantes como el Baile de la Rosa, la festividad del Día Nacional y en Navidad cuando reparten regalos entre los más necesitados. En estos momentos, ella se encuentra junto a sus hijos, los príncipes  Jacques y Gabriella, en la finca de verano de la familia Grimaldi, Roc Agel, donde el 14 de marzo celebraron el cumpleaños de Alberto de Mónaco. Mientras el soberano regresó a Montecarlo, los pequeños, que sufrían gastroenteritis se quedaron allí recuperándose de la enfermedad. Esto les ha obligado a pasar este confinamiento separados, en ciudades diferentes.

Familia Real Mónaco
Gtres

Afortunadamente, el estado de salud del Soberano está mejorando como así se indica en el comunicado oficial enviado  por el Gabinete de su Alteza Real en el que se asegura que está al frente del  principado. “El Príncipe Alberto II de Mónaco, que dio positivo por Covid-19 la semana pasada, continúa su período de cuarentena en sus apartamentos en el Palacio. Su Alteza Serena recibe visitas diarias de su médico. Es tratado de cerca por especialistas del CHPG que no tienen preocupaciones sobre el estado de su salud. El Príncipe Alberto continúa trabajando desde la oficina de sus apartamentos privados y permanece en contacto constante con los miembros de su gabinete, su gobierno y sus asesores más cercanos. Su Alteza Serena le recuerda a la gente de Mónaco la importancia de respetar las medidas de confinamiento y limitar el contacto con los demás. Solo el cumplimiento riguroso de estas reglas detendrá la propagación del Coronavirus”, finalizaba el comunicado en el que se apuntaba “Se emitirá un nuevo boletín de salud en los próximos días”.

Estaremos muy atentos para ver si en el próximo comunicado dan buenas noticias sobre la recuperación total del  príncipe Alberto de Mónaco, quien no tiene un regente claro para que le sustituya en caso de enfermedad. No existen muchos monegascos que vean a Charlene ni con la preparación ni con la aptitud para hacerse cargo, dado que ni siquiera habla francés, el idioma oficial de Mónaco, pues ella sigue utilizando el inglés dentro de casa con sus pequeños. Se ha abierto una grieta en el país y no solo por el tema del coronavirus, que está haciendo estragos en todo el mundo, más bien se debe al hecho de que Charlene debería implicarse más, a partir de ahora, en todo lo que tiene que ver con el territorio que la acogió como Princesa y al que representa.

Continúa leyendo