Vídeo de la semana

Permisos denegados

Nuevo palazo para Iñaki Urdangarin: adiós a sus fines de semana

El marido de la infanta Cristina vuelve a ver oscuridad al final del túnel

Urdangarin
Gtres

Cuando todo parecía que a Iñaki Urdangarin se le comenzaban a arreglar las cosas para poder salir más a menudo de la prisión en la que se encuentra cumpliendo condena por diferentes delitos cometidos en el marco del llamado´ caso Nóos, surge en su camino un nuevo revés que tira por tierra esas ilusiones.


El recurso que interpuso la fiscalía para que le fueran denegados los permisos de fin de semana que el marido de la infanta Cristina solicitaba ha surtido efecto, así, la Audiencia de Palma de Mallorca ha denegado dichas salidas de la cárcel dando cerrojazo, por ahora, a las esperanzas del reo de tener un contacto más fluido con los suyos.

Antes de que se decretara el confinamiento obligatorio para la mayoría de los españoles, los abogados de Iñaki Urdangarin solicitaron que su cliente pudiera disfrutar de permisos de fin de semana por lo menos en dos ocasiones al mes, algo a lo que se opuso la Fiscalía del Estado.

 

Urdangarin
Gtres
Urdangarin
Gtres

Como la contestación negativa o positiva a esta petición tardaría un tiempo, el juez de vigilancia penitenciaria de Valladolid, que es a quien primero le correspondía dar una respuesta, aprobó la opción de que el cuñado del Rey Felipe VI pudiera beneficiarse de esta solicitud, es decir salir de la cárcel los fines de semana alternos, algo que justo antes del consabido encierro por coronavirus el estaba ya dispuesto a hacer.


Pero llegó el COVID-19 y su gozo en un pozo. Nadie podía salir a la calle salvo los que tienen que cumplir con un trabajo esencial para la comunidad y, claro está, Iñaki Urdangarin se quedó en prisión.


El argumento de sus letrados para conseguir el si de los jueces se basaba en la soledad del yerno de don Juan Carlos y doña Sofía al estar cumpliendo su pena en una cárcel de mujeres. En ese sentido, el magistrado de la Audiencia de Palma de Mallorca asevera en su escrito que “el señor Urdangarin entró voluntariamente en la prisión de Brieva (Ávila), el 18 de junio de 2018, conocedor y sabedor de las especiales circunstancias de dicho centro penitenciario que, además, eran públicas debido a que, años antes, ya lo hizo otro penado públicamente conocido”, dicho preso fue Luis Roldán.

 

Urdangarin
Gtres

Todo lo que en el auto se refleja va contra lo esgrimido por los abogados, que centraban su petición en el hecho de que Iñaki no podía socializar con otros presos, a lo que el juez comenta que ya lo sabía y tampoco le consta que haya pedido el traslado a otra cárcel. Además, si a él se le autoriza este régimen flexible, sentaría un precedente para que otros penados siguieran su ejemplo.


Con este auto ya firme, a Iñaki Urdangarin, que sigue en segundo grado, solo  le quedan los permisos esporádicos que le quieran otorgar en ocasiones muy concretas, como fue el que obtuvo en Navidad y otro posterior de cuatro días. También podrá seguir realizando su voluntariado, tres días a la semana, en el centro denominado Hogar Don Orione, lugar en el que se ocupa de ayudar a enfermos que tienen mermadas sus facultades psíquicas. Aunque claro, todo esto cuando termine el aislamiento dictado para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

 

Continúa leyendo