Vídeo de la semana

Vidas paralelas

¿Qué pensaría Lady Di de la polémica en Buckingham por las explosivas declaraciones de Harry y Meghan?

Diana de Gales continúa siendo el espejo en el que se mira su hijo pequeño y estuvo muy presente en el encuentro de los Sussex con Oprah Winfrey

Lady Di
Gtres

“Mi vida es simplemente una tortura” dijo la princesa Diana de Gales en 1992 copando las portadas de los tabloides británicos. Más tarde, unos meses después de su matrimonio con Carlos de Inglaterra, salió a la luz que tenía intención de abandonar Reino Unido por el trato que recibía de la prensa inglesa y porque no se sentía a gusto viviendo en Inglaterra. Ahora es su hijo pequeño, el príncipe Harry, el que está viendo una situación similar, pero al contrario que su madre el sí tomó la decisión de dejar su país y emigrar a Estados Unidos junto a su esposa, Meghan Markle, el hijo de ambos, Archie. El duque de Sussex aseguró entonces: “Mi miedo más grande es que la historia se repita. He visto lo que sucede cuando alguien que amo se convierte en mercancía hasta el punto de que ya no son tratados o vistos como una persona real. Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa ser víctima de las mismas fuerzas".

Lady Di
Gtres

Pero para Meghan y Harry, que están ilusionados con la llegada de su segundo hijo, una niña que tendrán a su lado en unos meses, esto no ha sido lo único que les llevó a tomar la decisión de dejar de formar parte de familia real como miembros senior, sino numerosas cuestiones que ahora han salido a la luz tras las polémicas y duras declaraciones de ambos en una entrevista concedida a la prestigiosa periodista Oprah Winfrey, haciendo tambalear Buckingham Palace por las fuertes acusaciones que el matrimonio hizo sobre la familia real,  comentando matices raciales que habían sufrido en cuanto a como iba a ser de oscura la piel del hijo que esperaban o que Kate Mideleton era la que había hecho llorar a Meghan y no al contrario, como se había publicado, entre otras sorprendentes revelaciones.

Lady Di
Gtres

En las palabras de Harry durante la charla con Oprah, y en ocasiones anteriores, se ven numerosas similitudes con lo sufrido por su madre y al igual que Lady Di, que dejó de ser un miembro activo de la familia real, han seguido sus pasos y han puesto un océano de por medio para salir del infierno en el que se sentían inmersos. El matrimonio no se ha mostrado en ningún momento arrepentido de haber tomado la decisión de marcharse, seguramente Meghan Markle se sentía cada vez más hundida y su marido se posicionó a su lado. Para poder llevar a cabo su sueño tras haber dejado de recibir el apoyo financiero de la casa real, el príncipe Harry, que tomo el relevo a su madre en algunas cuestiones que a ella le importaban, como dar voz a los que sufrían las consecuencias de las minas antipersonas, y Meghan Markle contaron, entre otros recursos, con la herencia que Diana de Gales le había dejado a su hijo menor. Una vez más la mítica princesa se une al destino de su amado vástago. Pero aún hay más.

 

Lady Di
CBS

En la mente del nieto de Isabel II, que se ha visto obligada a emitir un comunicado para defenderse de las acusaciones de racismo por parte de la pareja, está  fijo el recuerdo de la muerte de su madre, el 31 de agosto de 1997, en un accidente de coche, el hijo de Carlos de Inglaterra no deseaba que su destino y el de su esposa fuera similar, no refiriéndose a que murieran, sino a lo infelices que eran al sufrir el acoso de la prensa y la falta de cariño, comprensión y protección  de su familia, por eso dieron el paso de alejarse y vivir su vida en la cuna de la exactriz, desatando un terremoto que fue denominado ‘Megxit’ y que hace escasos días ha confirmado su final ya que los duques de Sussex no quieran dar marcha atrás.

 

Lady Di
Gtres

La depresión que Meghan Markle ha confesado padecer en el pasado, cuando residían en Reino Unido, y que la llevo a no querer vivir, según sus mismas palabras, es similar a lo que sintió Diana de Gales cuando se divorcio del príncipe Carlos, otra cuestión que su hijo ha tenido muy en cuenta a la hora de decir adiós a sus obligaciones como miembro de la familia real británica. Muchos dicen que la entrevista exclusiva que acaban de dar y que ha sido un bombazo en todo el mundo la han hecho por dinero, quizá, pero se han quedado muy a gusto después de revelar como se sentían, principalmente Meghan, a quien seguro adoraría y apoyaría su admirada y querida suegra, Lady Diana Spencer, si la hubiera conocido.

 

Continúa leyendo