Vídeo de la semana

Pura diversión

Guillermo de Inglaterra, un royal que sucumbe al atractivo de un futbolín

El príncipe es el mejor ejemplo de que ser miembro de la realeza no implica ser demasiado regio. Guillermo no tiene problemas en divertirse en público.