¡Felicidades!

Alejandra Rubio cumple 21 años y lo celebra en sus redes sociales

La nieta de María Teresa Campos celebra su día con una sensación agridulce, la vorágine de Rocío Carrasco y su fuerte arranque en el terreno profesional.

Alejandra Rubio celebra hoy su 21 cumpleaños en uno de los momentos más importantes de su vida. Su papel como colaboradora del programa ‘Viva la Vida’ va cogiendo fuerza a un ritmo imparable compartiendo plató con su madre, Terelu Campos, y su tía, Carmen Borrego, con la que ha protagonizado duros enfrentamientos a lo largo de las últimas semanas. La nieta de la veterana presentadora ha demostrado que no tiene pelos en la lengua y se lanza a hablar de cualquier tema sin cortarse. Su trabajo como colaboradora le ha permitido ganar popularidad y desarrollar su faceta de influencer, colaborando con algunas marcas a través de sus redes sociales. Ayer mismo publicaba un vídeo en la peluquería “un poquito de luz. Me he aclarado bastante el pelo, es como un pelirrojo dorado, iré poco a poco poniéndomelo más clarito. Estoy muy contenta”. Suponemos que para estar perfecta en el día de su cumpleaños. 

Aunque durante su ruptura con Álvaro Lobo, se le relacionó con Suso, uno de sus compañeros de plató pero siempre lo desmintieron. Con quien si mantuvo una relación de supuesta amistad, fue con Tassio de la Vega, un empresario al que no llamaba mucho la atención el mundo de la televisión. Finalmente, desde hace casi un año, Lobo y Alejandra decidieron dar una segunda oportunidad al amor. "Somos muy jóvenes y creo que nos fuimos muy rápido a vivir juntos e igual eso quemó mucho la relación", comentaba la joven colaboradora que parece que ahora ha decidido ir más despacio en su relación. 

Todavía no hemos podido ver la felicitación y el regalo de Álvaro Lobo, pero son muchos los amigos de Alejandra que han querido felicitarla a través de sus redes sociales compartiendo momentos con la nieta de María Teresa. Alejandra tuvo problemas con sus compañeros de universidad por ser un personaje conocido y, según relató, el primer día de clase llegó a su casa llorando “El primer día de universidad no podía dormir por la noche. Me puse súper nerviosa por el miedo que tenía… A ver esta gente cómo va a ser, cómo van a ser mis compañeros. Estaba súper nerviosa”. A pesar de ello, la colaboradora cuenta con grandes amigos que han querido celebrar con ella este día tan especial. 

Continúa leyendo