Pequeño susto

Anita Matamoros, operada de urgencia

Un accidente casero le hizo pasar por quirófano

La hija de Kiko Matamoros y  Makoke,  Anita, se llevó un gran susto hace unos días, tras sufrir un accidente casero. Afortunadamente,  todo ha quedado en nada y ha sido la joven  la encargada, a través de sus redes sociales, de explicar lo ocurrido personalmente. `Cirugía de urgencia🤯 Esto es una tontería con todo lo que está pasando, pero os lo cuento, porque lo raro sería no hacerlo, os lo cuento todo y no quiero tener secretos. Hay que reírse de este tipo de cosas y nunca tomarlas como un drama´, aseguraba Anita, que se encuentra instalada en Madrid tras haber pasado una temporada en Italia.

La joven llevaba unos días sin decir nada en su Instagram, pero ha decidido contarlo, pues no está acomplejada con lo ocurrido. Así, empezaba a explicar. `Tengo un lado de la cara paralizada. Me tuvieron que operar de urgencia. Desde hace muchos años llevo un diente falso. No es un implante, es un diente que va pegado a los otros dos que están al lado. En muchos sitios, con determinadas luces, se me notaba mogollón (enseña una foto que demuestra sus palabras). Me tenían que poner un implante, pero antes han tenido que rellenar con hueso. Me cambiaron la cita con todo esto del coronavirus, pero me di un golpe en casa y así estaba ayer antes de operarme ( le faltaba el diente). Abrieron, me colocaron el hueso de la muela del juicio y me volvieron a cerrar. Llevo quince puntos y por eso lo tengo algo inflamado´, asegura la hija pequeña de Kiko Matamoros, colaborador del programa `Sálvame´.

Ana Matamoros
Gtres

Anita nos siguió explicando que sigue al pie de la letra las instrucciones que le dieron para que no se le inflame mucho más la cara. `Sigo muy bien las instrucciones del hielo. Sigo teniendo el diente falso, pero en unos meses, con esto que me hicieron ayer, me puedo poner el implante y me olvido. Se me estaba oscureciendo la encía y vosotros no lo veíais, porque no lo enseñaba, pero tenía el asunto muy feo. Ya, por fin, me he podido operar y en unos meses estaré como nueva´.

La que fuera estudiante de Moda y Diseño en Milán, antes de saltar todo el tema de la pandemia del coronavirus,  terminó su mensaje despidiéndose de todos sus seguidores. `Os quiero. Vivan los defectos, que es lo que nos hace perfectos´, una bonita frase que demuestra que Ana Matamoros no tiene ningún tipo de complejo con este diente falso, que le ha dado un pequeño disgusto y le ha hecho pasar por quirófano. La crisis sanitaria por la que estamos pasando en nuestro país,  debido al COVID-19, ha motivado que se hayan cerrado la mayoría de  las clínicas dentistas y, por ello, resulta complicado encontrar una abierta y con quirófano para poder realizar una operación como la que se ha sometido la hija de Kiko y Makoke con éxito. Así, la vida continúa y en unos meses, Ana contará con su implante perfecto para una sonrisa de película. Seguro que nos mantendrá informados de las novedades.

 

Continúa leyendo