Padre ante todo

Carlos Falcó, un padre orgulloso: "Tamara está muy guapa"

El marqués de Griñón solo tiene piropos para su hija y al escuchar su nombre la cara se le ilumina sin poder remediar esbozar una sonrisa de satisfacción

Si hay algo que son la absoluta debilidad de Carlos Falcó son sus cinco hijos,  entre ellos Tamara, de quien se siente muy orgulloso y no tiene problema en decírselo a quien le pregunte.  Así, el marqués de Griñón, que acudió a ver una corrida de toros en la Feria del Milagro de Illescas, solo tuvo palabras de elogio para su hija.


Tamara Falcó, flamante ganadora del concurso de cocina ´Masterchef Celebrity` en la pasada edición, ha sorprendido a todo el mundo con el giro que ha dado a su vida, incluso físicamente, y son sus padres, El propio Carlos Falcó e Isabel Preysler, los primeros en destacar las virtudes de su hija, unas cualidades que nadie se imaginaba hasta que han aflorado abiertamente.

Carlos Falcó
Gtres

El bodeguero, que acudió a ver los toros acompañado de su actual mujer, Esther Doña, respondió con un: “Lo ha hecho muy bien” al ser preguntado por el éxito de su hija Tamara en el concurso de TVE, donde se alzó con la victoria a pesar de tener muy buenos contrincantes. Y no logró el éxito por su carisma y simpatía, sino por lo bien que cocinó en las pruebas que tuvo que superar hasta llegar a la final y pisar el número 1 del podido.


Eso es, exactamente eso, lo que hace que Carlos Falcó sonría abiertamente al hablar de su hija. Suponemos que como padre ya conoce todo tipo de facetas que tenga la también diseñadora, y sabe que, cuando menos se espera, sin presumir, va y destaca por encima de todos.

Carlos falcó
Gtres
Carlos Falcó
Gtres

El ex marido de Isabel Preysler, que tiene 83 años y vive un feliz cuarto matrimonio con Esther Doña, ha rejuvenecido gracias a la simpatía de su hija, que parece ser contagiosa, y a la edad de su actual mujer, con la que se lleva 41 años. Al tiempo que se confiesa taurino y por eso le gusta acudir a festejos de relevancia cerca de Madrid o de Toledo, donde tiene sendas fincas, Carlos Falcó no le importa decir con absoluta claridad que, además de disfrutar de una maravillosa tarde de toros, su hija Tamara “está muy guapa”, refiriéndose a la imagen que tiene en estos momentos, tras perder un montón de kilos y renovar sus looks.

 

Afirmando también que está muy bien acompañado en esta jornada en Illescas, refiriéndose a tener a su lado a su mujer Esther Doña, no se coartaba al agradecer las palabras de elogio que le comentaban dirigidos a su hija, añadiendo “Muchas gracias por el piropo”.

 

De lo que no quiso hablar, seguramente porque no quiere meterse en terrenos que solo pertenecen a Tamara Falcó, es sobre su soltería. El marqués de Griñón no abrió tan siquiera la boca para decir que no opinaba, se limitó a sinreir y hacer un punto y aparte con la mirada para dirigirse su sitio en el tendido de la plaza de toros toledana.

 

Continúa leyendo