Cristina Pedroche cumple con una de sus tradiciones más esperadas antes de terminar el año

Como cada diciembre, y a pesar de las restricciones impuestas, Cristina Pedroche ha querido correr su San Silvestre Vallecana, antes de despedir el año y ante las impaciencia de sus seguidores por descubrir su estilismo para las Campanadas.

El mes de diciembre es de lo más intenso y especial para Cristina Pedroche. Y no lo decimos solo por los preparativos para las Campanadas, vestido incluido, también porque cada año, la presentadora realiza una tradición que le hace especial ilusión, y este año, aunque con impedimentos, no iba a ser menos.

A pesar de las restricciones impuestas, el pasado sábado Cristina quiso correr su querida San Silvestre Vallecana, una popular carrera que este año se ha visto salpicada por la crisis del coronavirus, lo que no ha impedido que Pedroche la lleve a cabo. Y así nos lo ha contado a través de sus redes sociales con esta divertida imagen saltando de alegría: “Para mí es una tradición correr 10k antes de terminar el año. Hoy lo he hecho rodeada de naturaleza y amigos. No puedo estar más feliz”.

Un año más, Cristina Pedroche cumple con su tradicional carrera San Silvestre Vallecana
Instagram @cristipedroche

Tradición cumplida, ahora Cristina se centrará en la última noche del año, y para ella la más especial. Como era de esperar, todas las miradas están puestas en ella, y en el vestido con el que una vez más sorprenderá convirtiéndose en el centro de las miradas. La nochevieja está a la vuelta de la esquina y Pedroche no puede evitar estar nerviosa. Así lo confesó hace unos días en Zapeando, donde además señaló que a pesar de un pequeño inconveniente, su vestido ya está listo. Y aunque el vestido que lucirá Cristina para dar las Campanadas se ha convertido en uno de los secretos mejor guardados, la de Vallecas no ha dudado en dar alguna pista: “Este año es todo muy para dentro, mucha luz y mucha comodidad”.

Desde entonces, los fans de la colaboradora intentan adivinar más sobre el estilismo que lucirá para despedir el año, que, según asegura: “Es el más cómodo.” Y “Creo que es la vez que menos voy a tardar en vestirme”.

Continúa leyendo