Vídeo de la semana

19 millones en juego

De mutuo acuerdo, pero con condiciones, así será el divorcio de Paloma Cuevas y Enrique Ponce

Han acercado posiciones por el bien de las dos hijas que tienen en común

Paloma Cuevas, Enrique Ponce
Gtres

El pasado mes de julio conocíamos la separación de Enrique Ponce y Paloma Cuevas, después de 24 años de matrimonio y dos hijas en común, Paloma y Bianca. Si bien en un principio todo fue armonía entre ellos, esta situación fue cambiando a raíz que iban surgiendo fotografías del diestro en actitud cariñosa junto a su novia, la joven estudiante de Derecho Ana Soria. El torero llegó a publicar imágenes con su nueva pareja en redes sociales, algo que no gustó dentro de su círculo más cercano. Ahora, llegado el mes de septiembre se ha producido un cambio significativo y Ponce ha borrado todo rastro de esas fotografías que tenía en su Instagram y se ha producido un acercamiento entre Paloma y Enrique con la intención de que su divorcio sea de mutuo acuerdo.

Enrique Ponce, Paloma cuevas
Gtres

Según publica la revista Hola, ya están preparando la demanda, con un solo abogado. Es con la intención de acabar cuando antes con esta delicada situación  y poder pasar página.  La relación entre el todavía matrimonio es muy cordial, dado el cariño y el respeto que se tienen de los años que han compartido. Se niega que  Enrique Ponce quiera obtener la nulidad matrimonial eclesiástica, pero sí se reconoce la intención del torero de comenzar una nueva vida junto a su novia. La joven estudiante ha trasladado su expediente académico a Madrid, por lo que podrían fijar su residencia en  el  chalet de La Finca, en Pozuelo,  mientras que Paloma seguiría viviendo en el que ha sido su hogar conyugal, el piso que la pareja tiene en el barrio de Moncloa. Esto facilitaría las cosas a las dos hijas que tienen en común, que seguirían yendo al mismo colegio y permanecerían en el mismo entorno en el que siempre se han movido.

Paloma Cuevas, Enrique Ponce
Gtres

Enrique Ponce y Paloma Cuevas quieren llegar a un acuerdo amistoso, aunque sí existen algunas condiciones que, al parecer, son muy asumibles para el torero y que habría puesto la empresaria. "La más importante es la custodia de sus hijas. No será compartida, pero sí habrá un régimen de visitas que permita al padre verlas sin ningún problema. No sería tampoco compatible con su profesión de matador de toros que exige viajar continuamente durante la temporada. También se quedará a vivir en el domicilio conyugal", adelantaba hace unos días en Look la periodista Paloma García-Pelayo.

Enrique Ponce, Paloma Cuevas
Gtres

Así, son unos 19 millones de euros lo que hay en juego en el reparto de bienes, pues la pareja se casó  en régimen de gananciales. La finca Cetrina, en Jaén, no estaría dentro del reparto, ya que el diestro la adquirió antes de su enlace con la empresaria y economista.  Sin embargo, esta propiedad se desglosa en 3 empresas de las que Paloma cuevas es apoderada. Cetrina S.L valorada en 5,5 millones de euros, CMP Building valorada en 4,5 millones de euros y Sucesores de Benito Zoido S.L valorada en 9 millones de euros. Estas empresas sumarían un toral de 19 millones que es lo que deberán repartirse.

Continúa leyendo

#}