Vídeo de la semana

¡Súper mamá!

Deporte, yoga, estética: las claves de Elena Tablada para ser la mejor madre

La empresaria dio a luz hace poco más de un año y se ha convertido en una mamá top de sus dos hijas, Ella y Camila.

El 15 de febrero de 2010, Elena se convertía en madre por primera vez con la llegada al mundo de Ella, fruto de su relación con el cantante, David Bisbal. La joven, de once años, está encantada con su recién estrenado papel de hermana mayor de Camila, que llegó al mundo en marzo del año pasado "Como es la reina, hay que darle su papel de protagonismo aunque está súper orgullosa de ser la hermana mayor", contaba su madre en una entrevista. Elena se derrite con sus dos pequeñas y así lo muestra a través de sus redes sociales “Estas dos... Algo debí hacer bien para que la vida me premiara así! 🙏🏽 #blessed #mygirls #babyfever #babygirl #sistersquad”.

Aunque de momento no se plantea ir a por la familia numerosa, lo cierto es que Elena Tablada es una madre de diez, ayer mismo quiso contarnos en su cuenta de Instagram que su mejor virtud y su trabajo a tiempo completo es ser mamá. Según cuenta, entre semana se despierta a las siete y media de la mañana, prepara a su hija mayor para ir al colegio y después va directa al gimnasio, donde hace una hora de cardio y practica pilates dos veces por semana. Cuando termina de tonificar su cuerpo, vuelve a casa donde actualmente teletrabaja mientras cuida de la pequeña Camila, que cumplió su primer añito hace un mes.

“Los años me han hecho disfrutar la maternidad de una manera totalmente diferente que con mi primera hija porque yo creo que les debe pasar a muchas madres primerizas, todo lo sufres; si no come, si no duerme, lo cólicos… Ahora mismo, en esta etapa de mi vida con cuarenta años y dos hijas de diez años de diferencia, la verdad es que disfruto plenamente la maternidad en todos los aspectos”, comenta Tablada que parece que la madurez y le ha experiencia le han traído un mayor descanso a la hora de realizar sus tareas de madre.

Elena cuenta las anécdotas más surrealistas que le han ocurrido en su papel de mamá “Cuando me fui con las niñas de viaje y encontrarme durmiendo a la bebé ya tan desesperada que ya le cantaba el ‘Cumpleaños Feliz’ como una nana, o cuando en el momento que estás corriendo, sales un minutito de casa y es cuando de repente una caquita que hay que cambiarle de ropa pero vaya, que hay que meterla hasta en la bañera, pues esos son los momentos en los que estoy fuera de casa y no tengo la pañalera y no tengo un cambio de ropa. Momentos así la verdad es que me pasan bastante y me gusta compartirlos y comentarlos, aunque no haya nadie los comento conmigo misma”, momentos que al recordarlos pueden ser divertidos, pero de los que también necesita desconectar “Creo que es fundamental dedicar tiempo a uno mismo, al final si yo no estoy bien, mis hijas no van a estar bien, si estoy cansada no les voy a dar el cien por cien de lo que necesitan”.

Continúa leyendo