¡Qué bonito!

Dolores Aveiro recibe una visita muy especial en el hospital

No ha dudado en aprovechar el más mínimo momento y ha llegado al Hospital Doctor Nélio Mendonca con una sorpresa para la madre del futbolista.

A principios de esta semana, Dolores Aveiro recibía la sorpresa de la vuelta a Madeira de Cristiano Ronaldo, Georgina y Cristiano Jr., para acompañarla en el hospital en estos duros momentos. El futbolista ya la había visitado anteriormente pero apenas unas horas y esta vez lo hacía tras disputar el encuentro Juventus - Inter de Milán.

Pese a estar inmensamente feliz por la visita y la unión de todos sus hijos en estos momentos, a la madre de Cristiano le faltaba uno de los pilares fundamentales en su vida, José Andrade. La pareja actual de Dolores, con quien comparte residencia, la acompañó durante su ingreso en el Hospital Doctor Nélio Mendonca el pasado martes 3 de marzo. Estuvo con ella durante la operación de urgencia tras haber sufrido un infarto cerebral y durante los diez días de ingreso se ha mostrado muy preocupado por ella. José Andrade siempre la ha acompañado en todos sus viajes y eventos y en un momento así no podía ser menos.

Dolores Aveiro y José Andrade
GTRES

Pese a que por compromisos profesionales no está en el hospital todo lo que le gustaría, no ha dudado en aprovechar el más mínimo tiempo y la pasada tarde acudía a darle una sorpresa muy especial. Ha llegado al centro médico con una bolsa para la madre del futbolista, demostrando que no deja pasar ninguna necesidad de su pareja. 

José declaraba a los medios que se estaba recuperando favorablemente y que lo importante era que toda la familia estaba unida. La pareja lleva unida casi 15 años, desde que falleciese José Dinis Aveiro, el padre de Cristiano Ronaldo. No hay duda de que el novio tiene muy buena relación familiar y es que, antes de ser pareja de Dolores era el encargado de cuidar el jardín del futbolista. 

Hace justo un mes, Cristiano y Georgina se encontraban disfrutando de un gran almuerzo juntos y en apenas 30 días la situación es muy distinta.

Aún así el delantero no ha querido estar lejos de su madre ni sus hermanos en estos momentos tan difíciles y se ha trasladado a Portugal. Junto a su mujer y sus hijos se encuentra en Funchal, su ciudad natal. Así también se refugian de la gran propagación del coronavirus que se esta dando en Italia, donde tienen su residencia habitual.

No solo están ellos, sino que la familia al completo de Dolores se encuentra en casa del futbolista, como ha dejado ver Katia Aveiro, su hermana, en un post en Instagram. “¡¡Si supierais lo poderoso que es este combustible!! Te da fuerza, te hace pensar en positivo, te da ganas de reír, de ser feliz cantando, bailando y dando gracias a Dios todos los días…” añadía agradecida por todos los hijos que tienen los hermanos. Una estampa familiar que sin duda habrá llenado de fuerza a la madre del futbolista en esta recuperación.

Georgina también posteaba una imagen de la pequeña Alana en el sofá de la casa de Madeira: “Después de que mamá le echara una regañina, ella me castiga con carita de muñeca enfadada 😍”. Menos activo se ha mostrado Cristiano, que desde que celebrase su partido número 1000 no se ha pronunciado.

Continúa leyendo