Revelaciones íntimas

El ‘cara a cara’ entre Mar Flores y Laura Matamoros

La modelo y socialité entrevista a su sobrina ‘influencer’ en las redes sociales

Con esto de que tenemos que estar prácticamente todos confinados en nuestras casas por la pandemia de coronavirus se da la circunstancia de que el tiempo libre con el que se cuenta ahora es mucho mayor al de antes, por eso, se pueden realizar algunas cosas que en circunstancias normales quizá no se hubieran hecho. Tal es el caso de la modelo Mar Flores, quien suele cuidarse mucho a la hora de abrir su intimidad públicamente pero que acaba de hacer una excepción entrevistando, a través de la redes sociales, a su sobrina Laura M. Flores.


Esta nueva faceta de la guapa modelo y socialité como, digamos, ‘periodista’ choca un poco con el afán que ha seguido hasta ahora para no dar un paso de notoriedad pública de su intimidad, aunque quizá el cariño que tiene a su sobrina, que es una ‘influencer’ de éxito, esté por encima de eso.


En este cuestionario público subido a Instagram, Mar Flores y Laura M. Flores se centran sobre todo en las similitudes que ambas comparten, como su pasión por la moda y todo lo que la rodea, dedicarse profesionalmente a ejercer de maniquí y, en el terreno personal, a dar la bienvenida a su primer hijo siendo aún muy jóvenes.

 

Mar Flores
Gtres

Es justo sobre el hijo de Laura Matamoros, Matías, por donde empieza su conversación ya que Mar desea saber que tal está el niño durante el confinamiento, a lo que la hija de Kiko Matamoros responde: “Está asalvajado perdido, va a hacer dos años ya y está en un momento irrepetible. La verdad que está encantado estando en casa”. Ante esta respuesta la modelo dice que el “pequeñajo necesitaba a su mama” porque no paraba de trabajar y la respuesta es: “Desde luego... Lo comentaba ayer con una amiga y me ha venido bien este parón porque necesito relajarme y pasar el mayor tiempo posible con Matías. Aunque es verdad en que cuando trabajo fuera luego intento recuperar con él ese tiempo ese perdido”. 


Y si esto no llega a ser lo bastante íntimo, Mar flores le plantea más interrogantes de este estilo: “¿Cómo has vivido dejar de tener una vida anónima?”, a lo que Laura responde: “Bueno, la verdad, es que me costó asimilarlo un tiempo. Ser anónima al final es un plus en la vida. Antes vivía mucho mas relajada, pero creo que si lo llevas con naturalidad y sabes gestionarlo es fácil”.

 

Mar Flores
Gtres

Es entonces cuando Mar Flores empieza a hacer similitudes con su sobrina, ya que ella tuvo a su primogénito, Carlo Costanzia, con 23 años y Laura a Matías con 25. De este modo, entre otras cosas, la ‘influencer’ dice: “Me acuerdo de esa conversación que tuvimos cuando me quedé embarazada y me dijiste, 'cuando seas mayor y te vuelva a pasar lo disfrutaras de otra manera totalmente diferente'. Pienso igual que tú, creo que ahora tengo mentalidad para otras muchísimas cosas, pero también me paro a pensar y digo: 'Madre mía si yo hubiese sido una madre mas tardía con Matías a lo mejor no tendría fuerza como para hacer tanto como hago ahora'. Tiene su parte positiva”.


Y su tía añade pensamientos personales que antes no había revelado: “Exactamente Laura, yo tuve a los mellizos que ahora tienen 9 años, a Bruno y Darío, ya siendo relativamente mayor con 41 años y hubo un momento en el que necesitaba super alimentos, ahí es donde empecé a pesar en la alimentación macrobiótica porque no me llegaba la fuerza”.


Aparte de seguir hablando de sus hijos, del deporte que ambas practican en estos días de aislamiento, de ofrecerse mutuos consejos para sobrellevar la cuarentena, Mar Flores y Laura Matamoros finalizan su charla entrando en el tema de las recetas, momento en el que Laura revela una que le sale bordada: la pizza con la base de coliflor.


 

Continúa leyendo