No te lo puedes perder

Concha Velasco nos sorprende poniendo fecha a su muerte

La verdadera razón por la que sigue trabajando

La actriz Concha Velasco, a los 80 años, sigue subiéndose a los escenarios y ahora lo hace con la obra “El funeral”, una comedia en la que da vida a un fantasma, y que está escrita y dirigida por su hijo Manuel Martínez. Aunque a su edad mucha gente ya está jubilada, ella sigue teniendo la fuerza que necesita para actuar, pues es una artista incombustible, que puede con todo. Lleva más de 65 años trabajando con una carrera de éxitos sobre sus hombros, primero en el cine y ahora en el teatro. Mucha de su fuerza se la dan sus hijos, así como su nieto, al que adora.

Concha Velasco
Gtres

“Acabo de cumplir 80 años y tengo previsto morirme a los 82. Sí, es una media, que la hemos decidido en la familia. Mi padre murió con 86, mi madre murió con 74, pues la media es que a mí me toca con 82. Pero no me importa eh. Mira, desde que hago “El funeral” y me veo ahí muerta en escena, pues ya estoy acostumbrada”, aseguraba la veterana actriz que se ha ganado el cariño del público.

Concha Velasco, Paco Marsó
Gtres

A Concha le gusta su trabajo y esto se percibe cuando habla. Ni la enfermedad, ni los años, ni los duros golpes que ha recibido en la vida le han hecho abandonar su profesión. Es más, posee una gran capacidad para perdonar y por ello habla maravillas del que fue su gran amor, Paco Marsó, al que le gustaría que se le apareciera, ahora que ya han pasado diez años desde su muerte. “Yo no quiero hablar mal de él, porque le echo de menos, era muy simpático y muy divertido. La primera vez que trabajamos en el Borrás fue con “Inés desabrochada” y no sabéis como lo pasamos de bien.  A mí me gustaría, que se me apareciera Paco Marsó”.

Concha Velasco
Gtres

Pese al daño que Marsó le hizo a ella, Concha le quiere pedir perdón. “Ahora estoy pidiéndole perdón al pobre Paco Marsó que está en los cielos. No permito que nadie se meta con él. No habléis de Paco Marsó nada más que para bien, porque no sabéis como me gustaría que pudiera estar aquí. Era tan simpático, tan guapo, pero nosotros nos peleamos y yo le pido perdón porque ya hace 10 años que murió, y yo le he perdonado, y a mí se me aparece a veces Paco Marsó en el escenario. Cuando algo no funciona le digo: “Paco” y se aparece, y ya está”.

Concha Velasco
Gtres

Marsó fue el gran amor de su vida, el hombre con el que pasó casi tres décadas de su vida y que la arruinó. Su afición al juego le pasó factura y Concha tuvo que trabajar duro para remontar la situación económica. Entre sus películas más conocidas se encuentran “Las chicas de la Cruz Roja” y “Los Tramposos”.  En 2012 recibió el Goya Honorífico como reconocimiento a su carrera interpretativa, en la que va a estar hasta los 82. “He de deciros que ahora que he cumplido 80 años, yo creo que tengo la cabeza mucho mejor puesta que antes”.

Continúa leyendo