Vídeo de la semana

Valorada en casi 2 millones de euros

Esta es la casa de Paquirri en Miami que Isabel Pantoja decidió vender

El domicilio estaba a nombre de Salvados Salvatierra, persona de confianza del torero cuyo deseo siempre fue que la casa terminara en manos de sus hijos.

La casa está ubica en una de las zonas más privilegiadas de Miami, concretamente en Bayshora, Florida. La propiedad fue adquirida en el año 1983 a nombre de la sociedad Caracas Trading Corporate, creada el 31 de marzo de 1961, cuyo administrador era Salvador Salvatierra, el hombre de confianza de Paquirri en Latinoamérica. El torero le advirtió de que si algo malo ocurriera, como desgraciadamente pasó, Carmina Ordóñez no pudiera reclamar la casa y fuera a parar a los hijos de Paquirri, un deseo que nunca llegaría a hacerse realidad.

Salvador Salvatierra y Paquirri
Instagram

El domicilio fue construido en 1958, dispone de garaje para dos vehículos, piscina privada, embarcadero privado, cinco baños, cinco habitaciones, comedor, salón y cocina distribuidos en 280 metros cuadrados y una parcela de 1.490 metros. A día de hoy, la casa tiene un valor de casi dos millones de euros.

Paquirri
Agencias

Tras la fatídica muerte en el ruedo de Paquirri el 26 de septiembre de 1984, su viuda pide a Salvador Salvatierra que ponga en venta la casa de Miami para poder dar ese dinero a los hijos del diestro, tal y como él mismo expresó en vida. Cumpliendo con el deseo de uno de sus grandes amigos, Salvador accede a la petición de Isabel Pantoja y consigue vender la casa en el año 1.990. 

Paquirri
Agencias

A partir de este momento todo son suposiciones. En principio, Salvatierra entrega el dinero de la venta a la tonadillera para que cumpliera con el deseo del que había sido su marido y el gran amor de su vida, algo que parece que nunca ocurrió. Los hijos de Paquirri no vieron ni un euro e Isabel se quedó con todo el dinero de la venta de aquella casa.

Paquirri
Gtres

Una situación que ya no sorprende, especialmente tras la emisión de varios programas sobre ‘Cantora, la herencia envenenada’, en los que pudimos ver a Kiko Rivera hablando de los trapos sucios de su madre respecto a la herencia de su difunto padre. Kiko habló sin pelos en la lengua y reconoció que Isabel no se había portado bien con sus hermanastros, los hijos de Carmina Ordóñez. La relación entre madre e hijo está peor que nunca, ahora que el DJ intenta vender su parte de Cantora y librarse así de la única unión que tiene con su madre a día de hoy. Una situación inimaginable dada la estrecha relación que siempre ha existido entre ambos.

Isabel Pantoja y Kiko Rivera
Gtres

Hace unos días, Kiko Rivera reconocía en su programa de Youtube ‘En casa de Kiko’ que era difícil no acordarse de ella, al fin y al cabo no deja de ser su madre por muchas cosas que hayan pasado. "Lo echo de menos, pero me he llevado un chasco tan grande que me ha roto esa unión tan fuerte que tenía con ella y me duele tanto...". En la familia Pantoja todo es impredecible así que puede que veamos a madre e hijo enfrentarse en un juzgado o una inesperada y repentina reconciliación, aunque es cierto que todo apunto a lo primero, al menos por el momento.

Continúa leyendo