Como debe ser

Eva González se suma a las celebs con mascarilla

La presentadora de ‘La Voz’ cumple las medidas de protección necesarias para salir a la calle

En estos días, estamos viendo que la mayoría de la gente cumple rigurosamente con las medidas preventivas que aconseja el Gobierno y las autoridades sanitarias para luchar contra la pandemia provocada por el coronavirus, sin embargo, hay otros que se lo saltan a la torera y pasan de mascarilla, guantes o distancia recomendable. Por suerte, entre nuestras celebs hay muchas que predican con el ejemplo y se unen al primer grupo que no tiene ningún problema en cumplir, es más lo ven necesario en estos momentos, con las indicaciones que nos dan y salir a la calle protegidas, entre ellas Eva González.


La presentadora de ‘La Voz’, que se encuentra en Sevilla pasando el aislamiento junto a su marido, Cayetano Rivera, y el hijo de ambos, un precioso niño de 2 años, tiene que llenar la nevera como todas las familias y para salir a hacer la compra se ha puesto mascarilla.

 

Eva González
Gtres

Este gesto de la que fuera Miss España, que conserva su belleza hoy en día, incluso más elegante, se suma al que hacen cada día miles de famosos de todo tipo, desde royals, hasta actores, cantantes y todo tipo de personajes de la crónica social, comenzando por los reyes Felipe Vi y Letizia en su primera salida del Palacio de la Zarzuela juntos durante el confinamiento.


Eva González se encuentra con su marido, el torero Cayetano Rivera, y el pequeño Cayetano en su casa de Mairena del Alcor, Sevilla, donde el matrimonio se ha quedado para pasar ahí las jornadas de cuarentena. Durante estos días ambos han subido a sus redes sociales imágenes divertidas que se han dado con su hijo como protagonista y también una publicación en la que festejan junto a sus amigos, a través de un encuentro digital, la Feria de Abril, concretamente la noche del ‘día del pescaíto’.

 

Eva González
Gtres
Eva González
Gtres

Por lo que se puede apreciar, el matrimonio sigue las normas del confinamiento y apenas abandona su hogar, salvo en los casos necesarios, como el que ahora se ve, en el que tienen que salir. Es entonces cuando siguen llevando a cabo lo que nos repiten una y mil, veces: hay que cumplir con las medidas de protección. Es más, si no se quieres hacer por el bien propio, hay que pensar en los demás, ya que se les puede contagiar. Si nadie cumpliera con las medidas el coronavirus se haría el rey.

 

Continúa leyendo