Un consuelo especial

Isabel Pantoja apoya a Irene Rosales en su peor momento

La cantante y Kiko Rivera arropan a la colaboradora de 'Viva la Vida' tras la muerte de su madre con un acto que supone una destacada excepción por parte de la tonadillera

Irene Rosales no podía reprimir la tristeza y las lágrimas este 6 de febrero, algo lógico pues ese mismo día había fallecido su madre, Mayte Vázquez, con tan solo 58 de edad, por una grave enfermedad. Su suegra, Isabel Pantoja, con la que se lleva de maravilla, no ha dudado ni un momento en salir de su finca Cantora, donde vive prácticamente recluida al cuidado de su propia madre, para ir a acompañarla en el velatorio en estos dolorosos momentos.

Isabel, que llegó en torno a las 23:30 horas de la noche, se fundió en un emotivo abrazo con la colaboradora de 'Viva la viva', teniendo a su vez que secarse el llanto que le vino a sus ojos.

Su hijo Kiko Rivera, que también estaba destrozado al ver a su mujer así y porque quería mucho a Mayte, se preocupó en todo momento por ambas mujeres e intentó que llevaran el mal trajo lo mejor posible, aunque para Irene era muy difícil.

Irene Rosales y Kiko Rivera
Gtres

Tanto ella como sus hermanos, dos chicos y dos chicas más, en total son cinco, lo que buscaban también era no dejar a su padre, Manuel, nunca solo, pues estaba hundido por la perdida de su esposa. Él padece, desde hace varios años, la misma enfermedad que se ha llevado ahora a Mayte, o Teresa, como muchos también la llamaban.

Isabel Pantoja y Kiko Rivera
Gtres

Precisamente para estar cerca de ambos, el matrimonio se mudó con sus dos hijas, Ana y Carlota, a Castilleja de la Cuesta, viviendo en un adosado a apenas 500 metros de la casa de los padres de Irene.

Isabel Pantoja y Kiko Rivera
Gtres

Este trágico desenlace ha sido muy rápido desde que le detectaran la dolencia a la progenitora de la tertuliana televisiva. Por eso, Irene dejó de subir imágenes o 'stories' a sus redes sociales y muchos pensaron que era por una crisis en su matrimonio con el hijo de Isabel Pantoja, pero tanto ella como Kiko Rivera se encargaron de desmentirlo, haciéndose público más tarde que Irene no solo tenía enfermo a su padre, sino que su madre había sido ingresada en un hospital y no había muchas esperanzas de que saliera victoriosa de su lucha contra la afección que padecía.

Isabel Pantoja en el tanatorio
Gtres

Hoy, la colaboradora ha vuelto a escribir en Instagram para despedir a quien le dio la vida: “Te vas, pero a la misma vez te quedas. Me quedo con tu última mirada y abrazo. Me vas a hacer muchísima falta pero tu me enseñaste a ser fuerte. Te debo la vida mamá, eres mi todo y ahora serás mi estrella. Gracias por enseñarnos tanto, te amo con locura mami”.

Desde el primer momento Kiko no se separó de su esposa, intentando consolarla y apoyarla, sabiendo que cuando algo tan doloroso sucede es casi imposible el consuelo. De igual modo su madre, Isabel Pantoja, ha querido apoyarla acudiendo al tanatorio de Camas, en Sevilla, para ofrecerle su hombro y su pésame.

La propia tonadillera sabe lo que significa tener una madre enferma, aunque la suya, Ana Martín, lo está porque ya es muy mayor y por eso intenta separarse de su lado lo justo y necesario, pues quiere aprovechar hasta el ultimo segundo de su compañía.

Continúa leyendo