“Y nos dieron… las ocho”

¡Joaquín Sabina ha reaparecido!

El músico ha querido mostrar su agradecimiento a quienes le han salvado la vida

Muchos son los rostros conocidos que se unen cada día, a las ocho de la tarde, a los aplausos que rinden homenaje al personal sanitario que vela por nuestra salud en estos tiempos de pandemia por el coronavirus. Uno de esos ilustres personajes es Joaquín Sabina, que ha querido formar parte de las miles y miles de personas que se asoman a sus balcones o ventanas para aplaudir durante un buen rato y de este modo agradecer a este colectivo el enorme esfuerzo que están haciendo, a veces incluso arriesgando su salud.

 

Después de estar cerca de un mes y medio recluido en su casa, Joaquín Sabina ha reaparecido en el balcón de su residencia madrileña y ha conmovido a sus vecinos al sumarse a esta gratitud que se ve por todas las calles de la capital y también de todas las ciudades, no solo de nuestro país, sino de gran parte del mundo.

 

Sabina
Instagram
Sabina
Gtres

El homenaje de Sabina tiene un doble sentido, ya que ese mismo personal sanitario es el que le cuidó cuando hace poco tiempo se cayó del escenario sufriendo varias fracturas y también un ictus, dos patologías de las que afortunadamente salió airoso.


Además, ahora se une el hecho del inmenso esfuerzo que están haciendo médicos, personal de enfermería, auxiliares y etcétera para paliar la terrible pandemia provocada por el coronavirus, una enfermedad que se está llevando por delante muchas vidas.


A Joaquín Sabina se le vio por última vez el 23 de febrero, cuando fue dado de alta de un conocido hospital de la capital, donde había sido ingresado tras haber sufrido una caída durante una de sus actuaciones, concretamente en el WiZink Center y junto a Serrat, que se llevó un gran susto al ver rodar por los suelos a su buen amigo y compañero. Su entrada al hospital fue el 12 de el mismo mes de abril, coincidiendo esa fecha con el día de su cumpleaños, un aniversario que finalmente fue bastante aciago para el músico.

 

Sabina
Gtres
Sabina
Gtres

A Joaquín Sabina no se le había vuelto a ver desde ese día de su alta donde volvió a demostrar que “genio y figura hasta la sepultura”, pues dejó a todos perplejos abandonando el centro sanitario mientras se fumaba un cigarro y levantaba el pulgar para transmitir un Ok que tranquilizara a sus fans.

 

La aparición del cantautor ayer domingo, cuando apenas un día antes había transcendido la muerte de un colega: Luis Eduardo Aute, refleja un gracias con mucho sentido y sentimiento. Así, se le puede ver con su pareja desde hace más de 25 años, Jimena Coronado, con el brazo en cabestrillo, un pijama en el que no hace juego el pantalón con la camisa y un aspecto desaliñado que seguramente compartirá con muchos de los que a día de hoy están encerrados en sus casas por el coronavirus.

 

Continúa leyendo