Tras 25 años de relación

Joaquín Sabina se casa por sorpresa con Jimena Coronado

Una boda muy discreta en la que han estado Fernando Grande Marlaska, y de Joan Manuel Serrat

El cantante Joaquín Sabina se ha casado en la más estricta intimidad esta mañana a las 12:00 horas en el registro  civil de la calle Pradillo de Madrid con su novia, Jimena Coronado.  Al enlace han asistido el ministro del interior, Fernando Grande-Marlaska, y Joan Manuel Serrat, su  buen amigo y compañero sobre los escenarios, además de las dos hijas de  la pareja, Carmela y Rocío. La pareja mantenía una consolidada relación desde hacía un cuarto de siglo, pero no fue hasta hace unos meses cuando el cantante de temas como `¿Quién me ha robado el mes de abril?´ le pedía matrimonio a la fotógrafa peruana.

Joaquín Sabina, Jimena
Gtres

El cantante catalán Joan Manuel Serrat fue quien desveló sus planes de boda el pasado mes de noviembre durante una entrevista en el programa argentino Teleshow, donde le comentó a la presentadora que uno de sus momentos más felices en los últimos tiempos fue cuando  su compañero "le pidió casarse a Jimena, pues lo vi, se arrodilló y le regaló un anillo… fue tan hermoso", recordaba el intérprete de `Mediterráneo´. Sabina que  se encontraba en el programa confirmó las palabras de Serrat. "Sí, sí... Yo tengo 70 años, el día que la Jime cumplió 50, doblé la cerviz y en verso...", comentó en tono divertido.

Joaquín Sabina, Jimena
Gtres

Ahora a los 71, ya es un hombre felizmente casado con la mujer de su vida, quien ha permanecido a su lado en la salud y en la enfermedad. Así,   Jimena estuvo  con el artista tras ser ingresado e intervenido  el pasado mes de febrero, después una aparatosa caída en el escenario durante uno de sus conciertos. La pareja se conoció en 1994 en Lima cuando Jimena le realizaba un reportaje fotográfico. Sabina se enamoró de ella y así se lo hizo saber, aunque sus caminos no se cruzaron definitivamente hasta un tiempo después en el que ella rompió con su pareja y él hizo lo propio con la suya. De esto hace ya 25 años y ahora han decidido sellar su amor con esta boda a la que Sabina llegó luciendo un `look´ deportivo con sombrero de paja, zapatillas deportivas y un traje azul, según informa el diario `El País´. Por su parte, la novia también eligió el color azul para el enlace y que acompañó de unas sandalias sin tacón.

Joaquín Sabina
Gtres

Tras finalizar la ceremonia civil, en la que llevaban puestas las mascarillas sanitarias obligatorias para evitar el contagio, se fueron a comer a un restaurante junto al resto de sus invitados para celebrar el `sí quiero´, que ha tardado en llegar, pero que ha puesto el broche de oro a una historia de amor con final feliz. A ella le ha dedicado a lo largo de sus años  de relación algunas de sus canciones como es el caso de  `Rosa de Lima´, que hace referencia a la capital de Perú en la que se conocieron y en la que surgió su flechazo. Sabina siempre supo que era la mujer de su vida y es que ella ha estado siempre a su lado y le ha acompañado en los viajes que ha realizado por el mundo por motivos profesionales. Ahora toca la luna de miel, aunque quizá esperen a otro momento para viajar, debido a la crisis sanitaria que se vive en el mundo.

Continúa leyendo