Mirar por su bebé

Katy Perry: así luce tripita la prometida de Orlando Bloom

Protegiéndose con guantes y mascarilla, la cantante y el actor fueron a comprar para llenar la nevera

La cantante Katy Perry y el actor Orlando Bloom, dos estrellas en sus respetivas profesiones, esperan con anhelo la llegada de su bebé, una niña, tal y como ha confirmado la pareja, que va a reforzar aún más su relación, pues están muy enamorados.


Para cuidar de su futura hija y protegerla del temido coronavirus, la admiradísima artista se ha cubierto el rostro con una mascarilla y ha usado unos guantes para acudir junto a su marido a hacer la compra a un supermercado cercano. Con este gesto deja claro que lo mejor es hacer caso de las medidas que los expertos sanitarios recomiendan para combatir la pandemia.

 

Katy Perry
Gtres

Está claro que las celebs también tienen que llenar la nevera, como cualquier mortal comen cada día, incluso en tiempos de confinamiento por el COVID-19. Como no hay restaurantes donde ir y pedir comida a casa tiene su límite, muchos salen a hacer la compra a centros comerciales o tiendas cercanos a sus casas.


De este modo, justo realizando esta tarea vemos a Katy Perry y a Orlando Bloom. Como un buen matrimonio bien avenido, van los dos con el carrito, se consultan y hasta se gastan bromas para disfrutar de su salida a la calle. Las risas no faltan como tampoco los cuidados que tienen a la hora de protegerse de posibles contagios. Esto es normal dado el avanzado estado de gestación de la cantante, la cual, como muchas mujeres en sus circunstancias, tiene muchas dudas y preguntas sobre el coronavirus y su inminente parto.

 

Katy Perry
Gtres
Katy Perry
Gtres

Por otra parte, la célebre pareja acaba de despedir a alguien muy querido, su mascota, una preciosa gata que ha estado al lado de Katy durante 15 años y que apareció en el video musical de Roar, el cual lanzó como parte de su álbum Prism. Una triste noticia que irán dejando atrás gracias al deseo de ver pronto la carita de su bebé, que, tal y como la intérprete ha confirmado, “¡Es una niña!”.


Con ropa cómoda, sobre todo Katy que lleva un chándal con sudadera que no aprieta por ningún lado, llenaron dos carros de productos, la mayoría de alimentación, aunque también con productos de limpieza e higiene. Por otra parte, se aprecia que aunque ahora pasan mucho tiempo juntos debido al confinamiento, no se aburren en ningún momento y el sentido del humor forma parte de sus vidas.

 

Continúa leyendo