Noche histórica

Kiko Rivera dinamita el gran secreto de la ‘Herencia maldita de Cantora’ y recibe el apoyo entre lágrimas de Francisco Rivera en directo

El hijo de Isabel Pantoja aseguró que no descarta verse las caras con su madre en los tribunales.

Kiko Rivera ha roto relaciones definitivamente con su madre y el colofón de varias semanas de enfrentamiento ha culminado con la entrevista que el dj ha concedido en Telecinco, durante el especial 'Cantora: la herencia envenenada' en la que, además de poner sobre la mesa los datos que confirman que su madre habría realizado movimientos en su herencia que le habrían perjudicado su patrimonio, habría tirado por los suelos la voluntad del difunto Paquirri, quien dispuso que Kiko fuera propietario de Cantora al completo.

Kiko Rivera
Telecinco

"No la voy a perdonar, definitivamente", aseguraba el artista mientras explicaba los datos económicos y enumeraba movimientos que reflejaron hasta 3 hipotecas sobre los muros de Cantora, ventas y obras en la finca que habrían desdibujado la propiedad que podría solucionar, a día de hoy, los graves problemas económicos por los que atraviesa Kiko y por los que, en varias ocasiones, pidió ayuda a su madre. Viendo todos estos datos me pregunto "¿Quién ha ayudado en la vida a quién?". No solo eso, el hijo pequeño de Paquirri no tuvo inconveniente en hacer un perfil de la persona que mueve los hilos de la vida de su madre, su tío Agustín. Según el intérprete de ‘Quítate el top’, el hermano de Isabel Pantoja es una persona atormentada por no poder "asumir quién es" y lo señala como el causante del distanciamiento de Isabel con el mundo en los últimos años. 

Kiko Rivera
Telecinco

Lejos de parar su discurso,  Kiko llevó su alegato a las últimas consecuencias asegurando que si no recibía las pertinentes aclaraciones de su madre cara a cara no le temblaría el pulso en llevarla hasta los tribunales. Una afirmación que dejó sin palabras a los colaboradores allí presentes. Unos colaboradores que trataron de arrojar algo de luz a las dudas del marido de Irene Rosales. En concreto, la periodista Paloma García-Pelayo tuvo la oportunidad de aportar a Kiko algunos de los datos más importantes de la noche que hicieron brotar al cantante. En lo concerniente al perfil humano, Paloma trasladó a Kiko la conversación que mantuvo con Isabel en la que la tonadillera le dijo a García-Pelayo que había estado con su hijo 9 días en el rocío con el fin de ayudarle a evadirse de sus adicciones. Una frase que hizo estallar a Kiko Rivera: "¡Por favor, los 9 días que estuvimos en el Rocío solo se dedicó a las cortinas y a pintar la casa! También te digo, con el problema que yo tenía ¿qué ayuda es estar 9 días en una casa por favor?".

Kiko Rivera
Telecinco

Otro de los puntos álgidos de la noche llegó cuando, también la periodista Paloma García-Pelayo, puso el foco en la fecha en la que a Kiko se le quitó la venda finalmente (el 2 de agosto de 2020). La periodista preguntó al dj por un momento tras los muros de Cantora que lo cambió todo…¿Tiene que ver ese momento con las pertenencias personales de tu padre que supuestamente fueron borradas?, preguntaba Paloma. "No puedo contestar a nada de eso", dijo Kiko. Seguidamente sería Jorge quién, por boca de un reportero de Sálvame, desvelaba lo que había ocurrido aquel día: "Encontraste los objetos personales de tu padre que tu madre dijo habían sido robados".  Kiko se derrumbaba y confirmaba el tremendo suceso que pone a su madre contra las cuerdas frente a la justicia.

Paloma García-Pelayo
Telecinco

Un relato, el de Kiko, que provocó numerosas reacciones como la de su primo José Antonio Canales Rivera, quien no dudó en dar por terminada la guerra fría con Kiko dándole incluso un abrazo. Pero si hubo un momento especialmente emotivo fue sin duda la llamada de Francisco Rivera, primogénito de Paquirri que entraba en directo para felicitar a su hermano y aseverar entre lágrimas: "Papá estaría orgulloso".

Continúa leyendo