Vídeo de la semana

Mientras los rumores de divorcio continúan y cobran fuerza, Kim Kardashian alcanza un nuevo récord en Instagram

Mientras muchos esperan que confirme los rumores de divorcio de Kanye West, Kim Kardashian ha aprovechado sus redes sociales para agradecer que ha alcanzado un nuevo récord: ya tiene 200 millones de seguidores en Instagram.

Kim Kardashian celebra un nuevo logro en redes sociales entre rumores de divorcio
Instagram @kimkardashian

Mientras medio mundo especula con un más que claro divorcio y con los millones de euros que tendrán que repartirse con su separación, Kim Kardashian y Kanye West andan mudos sobre este tema. Al menos en las redes sociales, donde mientras el cantante lleva desaparecido desde hace meses, la empresaria intenta seguir con su vida sin mencionar a su todavía marido para nada.

Y es precisamente en su perfil de Instagram donde hemos podido ver a Kim de lo más activa en los últimos días. Entre la promoción de los nuevos perfumes de su marca de belleza, y la felicitación a su hija Chicago, la reina de los realities ha aprovechado para celebrar un nuevo récord. Hace unas horas, la cuenta de Kim alcanzaba los 200 millones de seguidores, una cifra que bien merece el agradecimiento que la empresaria ha querido hacer a todos sus fans.

Kim Kardashian celebra los 200 millones de seguidores en su cuenta de Instagram
Instagram @kimkardashian

Corren tiempos complicados para Kim, quien, según asegura la prensa americana, anunciará en breve su separación. Al parecer, fuentes cercanas al matrimonio cuentan que Kim y Kanye están ultimando los detalles de su divorcio antes de anunciarlo públicamente. Y es que, según cuenta, la pareja quiere llevar estos trámites de la manera más discreta y amistosa posible, por el bien de sus cuatro hijos.

Aunque hace unos días, algunos rumores aseguraban que la pareja estaba acudiendo a terapia de pareja para intentar dar otra oportunidad a su matrimonio, esta opción ya está prácticamente descartada, y pocos ven posible una reconciliación. De momento, y desde hace meses, la pareja vive separada, el rapero en su rancho de Wyoming y Kim en su mansión de California, donde ha pasado las navidades con sus hijos, y sin rastro de Kanye.

Además, hace unas semanas supimos que Kim había contratado a Laura Wasser, una famosa abogada encargada de los divorcios más sonados del Hollywood, y que se encargará de defender los intereses de la empresaria en una separación en la que, según muchos aseguran, hay varios miles de millones de euros en juego.

Continúa leyendo