Ricos y poderosos

Kim Kardashian y Kanye West, la historia de amor que deriva en un divorcio de 4.000 millones

La pareja no ha hecho oficial su separación pero ya están concretando sus exclusivas peticiones para llegar a un acuerdo

Aún no es totalmente oficial porque ellos no lo han confirmado, pero el divorcio de Kim Kardashian y Kanye West parece ser una realidad que lleva meses concretándose con abogados carísimos de por medio. La pareja, que tiene cuatro hijos en común y una inmensa fortuna, no ha podido salvar un matrimonio que parecía estable debido a los últimos problemas de salud del rapero y empresario de moda, unas circunstancias que le llevaron a ser diagnosticado como bipolar. De este modo, aquel romance que comenzó en torno a 2012 llega a un final esperado por pocos. Aquí os contamos su ya rota historia de amor.

 

Kim Kardashian
Gtres

Fue en mayo de 2014 cuando Kim Kardashian y Kanye West contrajeron matrimonio, una gran boda que tuvo repercusión en todo el mundo por la enorme popularidad de los novios. Antes de esa fecha tan señalada, su idilio pasó por varias etapas. Primero fueron buenos amigos porque la ‘influencer’ frecuentaba, en Los Ángeles, donde vivían, el mismo círculo social que el cantante y sus encuentros eran frecuentes, muchos de ellos contaban con la compañía de las hermanas de Kim y eran reflejados en los medios de comunicación. En 2011 aún no había surgido la chispa entre ambos y Kim Kardashian estaba unida sentimentalmente a Kris Humphries, con quien se casó ese mismo año, siendo un enlace que se vio en directo como parte de su reality show ‘Keeping up with the Kardashians’. Pero esa boda fue todo un flash, ya que tan solo 72 días después sorprendieron a todos rompiendo su matrimonio.

 

Kim Kardashian
Instagram

Estas idas y venidas amorosas hicieron que cuando Kim Kardashian y Kanye West estuvieron convencidos de que lo que sentían el uno por el otro no era una simple amistad, lo mantuvieran en secreto. Fue al año siguiente, cuando el músico debutó en las pasarelas de moda de París y Kim fue a verle, el momento en el que empezaron los fuertes rumores, sobre todo porque West le regaló a la socialité unos zapatos de su colección para Guiseppe Zanotti que tienen un valor de seis mil dólares. Después vino una cita para ir a ver una película al cine, ‘The Hunger Games’, en Nueva York, momento en el que ya se hablaba de su relación sin tapujos pero también se decía que Kim quería ir con calma. Sin embargo, poco después, fuentes cercanas a la pareja afirmaron que ella había comentado su deseo de casarse con Kanye y ser madre.

 

Kim Kardashian
Gtres

Tras hacerse público su amor también salió a la luz el embarazo de Kim Kardashian tras ocho meses de noviazgo, naciendo su primera hija, North el 15 de junio. Después vendría la petición de mano en el gran estadio AT&T Park de San Francisco, con un anillo de 15 quilates diseñado por el elitista joyero Lorraine Schwartz y un gran anuncio en la pantalla gigante en el que se leía: “Por favor, cásate conmigo”. Y ella dijo sí, celebrándose el enlace en Florencia, Italia, con unas tremendas medidas de seguridad. Y así, tras llegar al mundo más adelante sus otros tres hijos, Chicago, Psalm y Saint, en la actualidad las cosas se han torcido entre ambos y ese amor se ha roto, iniciando un divorcio multimillonario que promete traer cola.

Continúa leyendo