Vídeo de la semana

Podría quedarse sin trabajo

La hermana de María Pombo mete la pata hasta el fondo en Instagram

Marta Pombo se convierte en el centro de mira tras cometer un error garrafal con una promoción en Instagram.

Marta Pombo
GTRES

La vida del influencer se ha vuelto mucho más complicada desde que Instagram añadió la herramienta ‘mejores amigos’ y empezaron a compartir una doble vida. Muchos de ellos empezaron a cobrar por dar acceso a sus seguidores a las historias que compartían mediante esa herramienta y otros, como es el caso de Marta Pombo, se empezaron a mostrar sin filtro ni intereses económicos detrás.

La hermana de María Pombo ha publicado, como hace diariamente, varias historias en las que recomendaba a sus seguidores una marca de nutrición deportiva, Food Spring, en concreto un preparado para hacer tortitas. Presumía de que la masa estaba “muy muy buena” y lo recomendaba a sus más de 381 mil seguidores. El terrible error ha sido seguidamente, cuando informaba a sus ‘mejores amigos’ sobre la realidad del producto “A vosotros os debo la verdad y nada más que la verdad, no podía decir que las tortitas sabían a dieta. Hay gente a la que les gustará, pero a mí no. No podía dejar así a la marca, ¿entendéis?”. Para más inri la influencer grababa ese vídeo con un filtro que ponía “Hemos sido engañados”. Pombo lo borró rápidamente al percatarse del error, pero sus seguidores fueron más rápidos y sabiendo lo que iba a ocurrir realizaron capturas de vídeo, lo compartieron en redes sociales y hasta lo llegaron a enviar a la propia marca.

Food Spring contestaba, a uno de los seguidores que le había enviado la publicación, que ya habían tomado medidas y estarían pendientes para que no volviese a suceder. El despiste ha sido masivamente criticado, ya que hace ver la falta de profesionalidad de la influencer. Muchos han recalcado que no debería anunciar productos que no le gustan solo por ganar más dinero. Y es que la cantidad que cobra por publicar una historia alcanza a los tres ceros, una cifra a la que ha dejado claro que no se resiste.

Tras su metedura de pata y borrar todos los vídeos respecto a la marca, ha desactivado los comentarios en sus publicaciones. No daba abasto al aluvión de críticas y ha querido justificarse mediante la publicación de más ‘historias’.

 “Vamos a relajarnos que solo dije que sabían a dieta”, “sabor a dieta quiere decir soso que no tiene azúcar, que son muy healthy y esa marca es completamente eso”. Justifica que ella es una persona “super gocha” y el producto es lo opuesto: “son healthy, pero yo en ese momento no estaba nada healthy”. También añadía que el mensaje era una contestación a su hermana María Pombo que le preguntaba qué tal estaban. Unos mensajes que no se han tomado en serio sus seguidores, que sienten que todo lo hace por dinero y han perdido la confianza que tenían en ella.

Continúa leyendo