Cerca de resolverse el caso

La muerte de Mario Biondo da un giro inesperado

Se ha sabido que en el momento de su fallecimiento había dos personas en casa con él

A punto de cumplirse 8 años del fallecimiento del cámara de televisión Mario Biondo, su caso sigue aún sin resolver. Sus padres, Santina y Pippo, nunca creyeron en la versión policial de que se había suicidado y han estado luchando desde entonces para conocer la verdad de lo que ocurrió en aquella noche del 30 de mayo de 2013 en el piso en el que vivía en Madrid junto a la presentadora Raquel Sánchez Silva. La lucha de esos padres desesperados por limpiar la imagen de su hijo empieza a tener sus frutos, pues el caso ha dado un giro inesperado que viene a dar la razón a los Biondo, quienes siempre han sostenido que su hijo no estaba solo en el momento de su muerte. Las nuevas tecnologías están siendo claves para resolver el caso, que conmocionó nuestro país, así como Italia, país de origen del fallecido.

El periódico La Vanguardia ha tenido acceso a la investigación que se está llevando a cabo en un despacho norteamericano, que permite, según sus leyes federales, averiguar los dispositivos telefónicos que había en ese momento en la vivienda de la calle Magdalena nº 4 de la capital. El resultado ha sido sorprendente y viene a echar por tierra las investigaciones que se habían llevado a cabo hasta el momento. Ha sido la empresa tecnológica especializada en Internet Emme Team, que une decenas de despachos de abogados entre Estados Unidos e Italia, la que ha conseguido la importante revelación. Lleva años luchando contra la pedofilia y ofrece ayuda legal e investigación a víctimas que no pueden permitirse el pagar elevadas cantidades de dinero como es el caso de la familia Biondo.

Ellos entraron en contacto gracias a una periodista que conocía muy bien otro caso de características similares a las de su hijo, según asegura el medio antes citado. Se trataba de Tiziana Cantone, una joven hallada ahorcada con una pashmina y de cuyo ordenador habían borrados datos, algo que también le ocurrió a Mario Biondo. Así, Emme Team se encargó de obtener la información e identificación de las personas que pudieran encontrarse junto a Mario en el momento de su muerte, aplicando las ventajas que ofrecen los sistemas federales de Norteamérica. La búsqueda tuvo sus resultados, pues dejaron claro que no estaba solo.

Dos teléfonos móviles además del que tenía el fallecido se encontraban conectados y uno usaba la IP de su hogar. La abogada de la familia Biondo, Carmelita Morreale, le explicó a La Vanguardia: “La investigación sigue su curso en orden a tratar de identificar quién o quiénes fueron. Aún no lo sabemos, pero sí que uno de los dos teléfonos móviles se enganchó automáticamente a la wifi de la casa, es decir, su red y contraseña estaban en la memoria del dispositivo”, por lo que se cree que debía de ser alguien cercano a Mario o a la presentadora Raquel Sánchez Silva. Todo ello lleva a creer que, casi después de ocho años de lucha, los Biondo van a poder llorar tranquilos a su hijo, sabiendo toda la verdad de lo ocurrido aquella fatídica noche en la que su querido retoño perdió la vida.

 

Continúa leyendo