Vídeo de la semana

Bikini Queen

La nueva Tamara Falcó en 4 claves

La ganadora de la última edición de 'Masterchef Celebrity' disfruta de su mejor etapa personal y profesional

Tamara Falcó
Gtres

Hay un antes y un después en la vida de Tamara Falcó tras su paso por ‘Masterchef’. Su triunfo al frente del concurso de cocina de TVE le ha devuelto a la hija más simpática de Isabel Preysler la alegría y el protagonismo perdido en los últimos años. Y también, por qué no decirlo, la seguridad en sí misma. Tamara es una mujer nueva que se pasea por las fiestas, que posa sin el pudor de otros tiempos para los objetivos de los reporteros e, incluso, para el suyo propio. Una foto personal en biquini y luciendo tableta de abdominales en las redes sociales ha dejado boquiabierto al personal en los últimos días. La heredera de la Preysler es una mujer nueva y, para que a nadie se le olvide, se ha cambiado incluso el look y se ha vuelto más sexy que nunca.

 

Tamara Falcó
Gtres

Tamara Falcó se convirtió en la protagonista inesperada de los premios Soles que otorga la Guía Repsol cada año en San Sebastián a los cocineros más prestigiosos de nuestro país. Ella, después de ganar ‘Masterchef’, ya se mueve como pez en el agua entre fogones y delantales, ambiente en el que no había puesto un pie hasta que entró en el concurso. La cocina, la de su casa incluida, era una gran desconocida para la cuarta hija de Isabel Preysler, pero ahora es territorio amigo. Tanto, que acaba de confesar que se plantea como siguiente objetivo hacer el prestigioso curso de cocina ‘Le Cordon Bleu’.

Tamara se gusta y se prodiga, y se nota a la legua. Enfundada en un mono ‘total black’ con un sugerente escote, la socialité posó copa de vino blanco en mano (si algo le ha inculcado su padre, Carlos Falcó, prestigioso bodeguero, es su pasión por los caldos nacionales) y labios rojo mate radiante como nunca. Atrás han quedado los tiempos en los que, por problemas de salud relacionados con la tiroides y otras crisis más cercanas al ánimo, Tamara era un mero recuerdo en el álbum familiar de la Preysler. Sus apariciones eran contadas y su presencia estaba eclipsada por el aura de su madre.

Ahora ella pisa fuerte, tanto que se ha “desnudado” en Instagram para presumir de abdominales. En bikini, como nunca había posado para cámara ajena, Falcó se ha fotografiado durante una estancia en Tenerife de perfil para lucir tableta. Hace tiempo que se somete a una dieta saludable y al ejercicio físico sin llegar, como en más de una ocasión ha confirmado, a la regia disciplina oriental de su madre. Pero ya ha hecho sus avances, y los quiere compartir.

Volcada en su faceta de diseñadora, tarea en la que se volcó hace un par de años con el lanzamiento de su propia firma, Tamara Falcó vive su momento más dulce de los últimos años. Eso sí, por ahora lo comparte solo con su familia. No hay rastro de pareja sentimental a su lado pero, a juzgar por su sonrisa, no parece ser un asunto que le quite el sueño lo más mínimo.

Continúa leyendo