En un día especial

La Vecina Rubia emociona a sus seguidores recordando a Pau Donés

Los casi 3 millones de seguidores de su Instagram se han emocionado con las palabras de la influencer en el Día Internacional de la Enfermería.

La Vecina Rubia es una de las influencers más conocidas del momento que, con casi tres millones de seguidores, es de las pocas que sigue manteniendo su identidad real totalmente oculta. Con motivo del Día Internacional de la Enfermería, la influencer publicó una imagen de una enfermera que en 2015 colgó en sus redes el mismo Pau Donés. Así ha querido agradecer la labor del personal sanitario, especialmente en tiempos de COVID aunque también a la hora de tratar con enfermos de cáncer, un tema con el que La Vecina Rubia está muy sensibilizada ya que perdió a su padre por esta terrible enfermedad.

Pau Donés tenía un blog que se llamaba «La maleta» donde compartió muchísimas palabras y momentos a lo largo de su camino contra el cáncer. Recuerdo una carta que escribió en 2015 a todas las enfermeras que habían pasado por su vida. Esa carta se la llevó en la maleta al arcoíris de los padres, los cantantes y los amigos, y en ella contaba que enfermeras en su vida había habido tres, refiriéndose a la amorosa, pero que a ellas se sumaban todas las enfermeras del hospital donde se trataba de su cáncer. Enumeraba sus nombres, aunque por supuesto que se olvidaría alguno, y enumeraba sus funciones, aunque por supuesto que se le olvidaría alguna. Porque es imposible enumerar todos los nombres de las enfermeras que pasan por nuestra vida y aún más imposible es enumerar sus funciones porque son muchísimas. Los nombres son muchos: Olga, Cristina, José, Mireia, Laura, Manuel, Marta, Eva, María…y yo también podría tirarme así líneas y líneas recordando nombres de las enfermeras que han pasado por mi vida y por la de mi padre en su camino contra el cáncer. Mi padre, igual que Pau, adoraba a todas las enfermeras que convivían con él. Porque cuando tienes cáncer vives un poco en casa y otro poco en el hospital, y el personal médico se convierte un poco en tu familia también. Y mi padre se sabía sus cumpleaños, les hacía regalos, les llevaba pasteles y décimos de lotería en Navidad. Siempre me decía que si en algún momento la suerte llama a tu puerta, lo más bonito era compartirlo con las personas a las que quieres, y por eso en Navidad repartía décimos como si de un elfo se tratase. Y la verdad es que no tuvimos mucha suerte, pero si la hubiésemos tenido, yo hubiese estado encantada de compartirla con todas las enfermeras que ayudaron a mi padre a preparar su maleta para el viaje al arcoíris de los padres. Porque las enfermeras nos cuidan también acompañándonos de muchas maneras, a veces te aligeran el peso de tu maleta cogiéndote de la mano y otras veces te ayudan a prepararla entre vacuna y vacuna, y cien mil cosas más. Hoy es el Día Internacional de la Enfermería y solo puedo decir una palabra: GRACIAS”. Unas palabras que llega al corazón de todos y que quizá también lleguen a Pau allí donde esté desde aquel fatídico 9 de junio de 2020.

pau dones
Gtres

Continúa leyendo