Saber vivir el hoy

Las confesiones de cuarentena de Mayte Cañizares: cómo se organiza con los niños, sus miedos y más

“Lo que nos ha pasado con Santi nos ha enseñado a tener paciencia”

“El hecho de estar un mes encerrada en casa a mi no me importa porque lo disfruto con la familia y yo soy muy casera”, asegura Mayte García, la mujer del exportero del Valencia Santiago Cañizares, quien nos cuenta algunos de sus trucos para sobrellevar el aislamiento rodeada de niños. El matrimonio, que pasó momentos muy duros cuando su hijo Santi murió de cáncer con apenas 5 años, son ejemplo de fortaleza y de resurgir como el Ave Fénix, algo que hicieron, dejando el dolor a un lado, por el bien de sus otros hijos.


Ahora, cuando otra terrible enfermedad, el coronavirus, tiene al planeta acosado y confinado, esta mujer tenaz y decidida comparte con nosotros, desde su finca de Requena, donde están pasando la cuarentena, su experiencia como madre durante el #quedateencasa.

 

Mayte Cañizares
Gtres

Mayte, que aparte de Santi tiene tres niñas más de su matrimonio con Santiago Cañizares: Sofía, la mayor, e India y Martina, que son las dos que forman parte de los trillizos que tuvo el matrimonio junto al pequeño que murió, es una madre ejemplar que no se corta en afirmar: “Estoy hasta el moño pero bien, mi madre está conmigo y estamos alejados del mundo”. En cuanto al tema de estar protegidos frente al COVID-19 asegura que no lo tiene muy claro porque: “ Eso nunca se sabe, porque te bajas a comprar y a saber…”.


Sobre los niños dice que: “Cuantos más niños mejor, porque juntos se entretienen, el problema es cuando solo tienes uno. Yo creo que se organizan mejor que nosotros”.

 

Mayte Cañizares
Gtres

Sobre lo que ha cambiado su vida debido a la pandemia: afirma sin dudar “¡Claro que ha cambiado!,  yo viajo mucho por trabajo y ahora hago todo con el teléfono, telemáticamente. Pero el hecho de estar un mes encerrada en casa a mi no me importa, porque lo disfruto con la familia, es más el miedo a este parón, a este futuro incierto. Ahora vamos a tener que cambiar nuestro estilo de vida ya que hasta poder hacer lo que hacíamos antes va a pasar mucho tiempo”.


Mayte Cañizares insiste en que hay que tener paciencia porque tanto la crisis sanitaria como la económica, y lo asegura ella que es bróker, van para largo, añadiendo que su intención cuando acabe el confinamiento es “seguir con la lucha contra el cáncer infantil, porque aunque esté el coronavirus los niños siguen sufriendo y siguen entrando en los hospitales. Para el coronavirus ahora todo el mundo está dando dinero, pero para lo que sigue faltando es para la investigación de las enfermedades infantiles”.

 

Mayte Cañizares
Gtres

Por otra parte, comenta que a los niños “les tengo bastante organizados , no he sido muy estricta con ellos, creo que también demandan orden. Mis hijos no están en plan agobiados , para nada. Ellos se levantan y las pequeñas estudian por el método ‘Kumon’, está fenomenal, les sirve para que cualquier problema que tengan en su vida ellos saben que con cuatro herramientas pueden solventarlo y eso es básico hoy en día. Además, en el campo tienen trabajo para lo que quieran”.


En cuanto a su marido, dice que sigue con sus colaboraciones deportivas: “Santi sigue entrando en la radio los miérecoles y el domingo también va a Valencia a un estudio que tiene en casa. Aunque también lo del fútbol está ahora tan incierto”.


Sobre el futuro afirma que hay que tomar todas precauciones que nos indican, cuidarse y no tener miedo, añadiendo que sus hijos son conscientes de lo que está pasando: “Mis hijos han vivido situaciones muy jodidas, con perdón de la palabra. ¿Sabes que pasa? Lo que nos ha pasado con Santi nos ha enseñado a tener paciencia, la tenemos muy metida dentro de nuestras cabezas. Nosotros hemos pasado tantas horas de hospital, tanta incertidumbre siempre, que al final esa lección se te queda siempre. Vamos a vivir el hoy y ya veremos que pasa mañana. Disfrutemos del hoy y Dios quiera que no les pasa nada a nuestros seres queridos”.

 

Continúa leyendo