Junto a su hermana

Mila Ximénez recibe el alta hospitalaria y vuelve a casa

La colaboradora ingresó el pasado lunes en un hospital de Madrid para realizarse pruebas médicas y recibió el alta el miércoles, ahora se encuentra recuperándose en su domicilio junto a su hermana, Concha Ximénez.

Mila Ximénez recibió en junio de 2020 la peor de las noticias: padecía cáncer de pulmón. Desde entonces, las idas y venidas al hospital han sido constantes y la última se produjo el pasado lunes, cuando la colaboradora volvía a ingresar para realizarse unas pruebas médicas. Desde plató, sus compañeros aprovecharon el espacio público del programa ‘ Sálvame’ para mandarle todo el apoyo y el cariño del mundo, además de subir imágenes junto a ella en las redes sociales. Mila es muy querida en su programa y en malos momentos como este, sus compañeros se lo están demostrando. María Patiño se acercaba al hospital a visitar a su amiga, horas antes de recibir el alta hospitalaria.

Patiño
Gtres

El ingreso se debe a que el personal médico consideró que era mejor permanecer ingresada mientras terminaban de realizarle todas las pruebas. El miércoles, una vez practicas las pruebas pertinentes, Mila salió de hospital rumbo a su casa donde se encuentra junto a su hermana Concha Ximénez.  Aunque la colaboradora echa de menos la locura de ‘ Sálvame’, ahora necesita paz y reposo para recuperarse lo antes posible y poder volver a plató para dar guerra. Durante su ingreso, sus tres hermanos han estado al pie del cañón cada día, de la misma manera que llevan apoyándola durante todo el tratamiento desde el pasado verano, junto a su incondicional Alba, la única hija de la colaboradora.

Mila y Alba
Gtres

Hace un mes, Mila reapareció en el plató de ‘Sálvame’ y habló sin tapujos de la crudeza de la quimioterapia y lo duro que estaba siendo este proceso. "Todo se decide dentro de dos semanas. La semana que viene me hacen una nueva prueba, porque se ha complicado una de las zonas. Se ha disparado y me hacen un TAC", comentaba Mila con una aparente fortaleza que aplaudieron el resto de sus compañeros del programa. La colaboradora estaba feliz porque llevaba un mes sin salir de la cama "Para mí volver, que tenía muchas ganas, significa que estoy bien. Y no volver significa no poder moverme de la cama. He estado en la cama casi un mes". Para sorpresa de todos, Mila no está segura de si quiere seguir o no con el tratamiento médico "Dentro de dos semanas no sé qué voy a hacer, si voy a continuar o qué, no quiero seguir viviendo así. No vives, ha sido horrible, me he asustado. No tengo cuerpo. Tengo mucha fuerza, pero cada vez me cuesta más sacarla y levantarme (…) Soy una persona que me gusta vivir con calidad de vida. Sé que estoy preparada y cada día estoy más. Si a mí me dicen que esto va para larguísimo y que los tratamientos no se sabe si van a funcionar, se acabó el tratamiento. Lo que dure. Me voy de viaje, me compro una casa en el campo, vengo a trabajar todos los días, pero yo no voy a continuar. Y lo digo aunque sé que mucha gente de mi familia se pone de los nervios, pero me entienden. Yo lo que quiero es morir bien".

Continúa leyendo