Vídeo de la semana

Abuso de alcohol, consumo de marihuana y bipolaridad: así son las duras acusaciones del ex marido de Natalia Jiménez

El divorcio entre Natalia Jiménez y Daniel Trueba se recrudece tras las duras acusaciones del que fuera manager de la cantante que pretende conseguir la custodia de la hija que tienen en común.

Natalia Jiménez y Daniel Trueba inician una batalla legal por la custodia de su hija entre duras acusaciones
Gtresonline

Si hace unas semanas, Natalia Jiménez confesaba a través de sus redes sociales su separación de Daniel Trueba, tras más de cinco años de matrimonio, ahora es su ex marido quien reaparece para dar su versión de los hechos.

Con un claro comunicado, la cantante confirmaba los rumores “para evitar y reducir cualquier tipo de especulación”. Y añadía: “Normalmente llevaríamos todo es proceso en privado, pero dado que soy una persona público, es mejor exponeros este tema directamente a vosotros, como público. Efectivamente desde hace ya varios meses había tomado esta determinación, pero creí conveniente anunciarlo cuando todo se acomodara de forma óptima para nuestra hija”. Con estas apartemente amigables palabras, Natalia confesaba su divorcio del padre de su hija, quien ha iniciado una batalla legal para conseguir la custodia de su hija.

Natalia Jiménez y su exmarido, Daniel Trueba, luchan por la custodia de su hija entre duras acusaciones
Instagram @nataliajimenezoficial

Así lo aseguran algunos medios que apuntan a que Daniel pretende demostrar que su ex mujer no está capacitada para el cuidado de la pequeña y que es con él con quien tiene que estar. Según el programa Ventaneando, de la televisión mexicana, la cantante de La quinta estación pretende compartir la custodia, consiguiendo además permiso para que su hija pueda viajar con ella durante sus viajes y giras musicales. Según aseguran, no solo Trueba no ha aceptado esas condiciones, además, ha decidido responder contundentemente.

El que fuera su manager y marido ha realizado unas duras declaraciones asegurado que la cantante sufre un trastorno bipolar, que se automedica y que abusa tanto del alcohol como de la marihuana. Tras estas revelaciones, y demostrando que Natalia no pasa tiempo en casa con su hija, ha solicitado la custodia total de su hija. Unas duras acusaciones ante las que la artista no ha querido responder, al menos públicamente, y que tendrá que resolverse de manera legal.

Continúa leyendo