Vídeo de la semana

Icono de moda

No diga elegancia: diga Naty Abascal

La ex modelo y socialité conserva su gran estilo al cumplir 77 años

Hablar de Naty Abascal es mencionar el estilo en el sentido más estricto de la palabra. Su clase, su elegancia y su saber estar le han valido ocupar a lo largo de su vida uno de los puestos más altos en el mundo de la moda y en todo lo que le rodea.


Y decimos a lo largo de su vida porque hoy, 2 de abril, Naty Abascal celebra su 77 cumpleaños, una fecha redonda en la que no podrá hacer una gran fiesta para invitar a sus numerosos amigos y familiares debido al confinamiento por el coronavirus, pero que seguro festeja en la intimidad de su hogar soplando con alegría las velas que le corresponden.

 

Naty Abascal
Gtres

Sinónimo de elegancia, el nombre de Naty Abascal es habitual en las pasarelas de moda más prestigiosas del mundo, donde actualmente acude al denominado ´front row`, es decir a la primera fila donde están las invitadas VIP, pero que antes, desde muy jovencita, lo hizo para ser ella la que desfilaba epatando a quienes la veían caminar por la palestra con maestría con los diseños más exclusivos de la alta costura.


La historia de esta sevillana de pura cepa, bautizada como Natividad Abascal Romero-Toro, merecería convertirse en ´bestseller`, empezando por la valentía que demostró en su juventud y que la hizo convertirse en una mujer libre capaz de cumplir todos sus sueños. Así, a los 21 años abandonó Sevilla para conquistar Nueva York, consiguiendo ser fichada por una de las agencias de modelos más importantes de Estados Unidos.

 

Naty Abascal
Gtres
Naty Abascal
Gtres

En aquellos tiempos al otro lado del Atlántico, Naty Abascal se hizo amiga íntima de Oscar de la Renta y de Valentino, asistendo a las fiestas privadas de Andy Warhol y llegando a ser musa del director de cine Woody Allen.


Se casó por primera vez con el piloto escoces Murray Livinston Smith, de quien se separó a los 5 años y se volvió a su Sevilla natal. Conoció al duque de feria, Rafael Medina, y su vida cambió para siempre, pues comenzó a convertirse en la protagonista de las portadas de las revistas denominadas del corazón. En 1977 se casaron en la ermita del Rocío y fruto de este matrimonio nacieron sus dos hijos: Rafael y Luis Medina Abascal.


Los problemas entre ellos surgieron por una supuesta infidelidad de Naty Abascal, refugiándose el duque de Feria en el alcohol y las drogas, unas adiciones que, en marzo de 1993, llevaron a Rafael Medina a ser acusado  de rapto, tráfico de drogas y corrupción de menores, siendo condenado en principio a 18 años de cárcel, aunque su pena se redujo a 9 años y en 1998 salió de prisión.

 

Naty Abascal
Gtres
Naty Abascal
Gtres

Naty, viendo la gran polémica en la que su marido había sumido a la familia, decidió regresar a Estados Unidos con sus hijos, Rafael y Luis Medina, para alejarles del foco mediático y ofrecerles felicidad y normalidad. A los tres años de abandonar la cárcel, el duque de Feria falleció a causa de una sobredosis de barbitúricos. Está claro que la vida de Naty Abascal no ha sido fácil, son 77 años de luz y alguna sombra, pero siempre, siempre, ha sabido renacer como el Ave Fénix y volar por derecho en los más exclusivos acontecimientos de moda o las fiestas y eventos reservadas para los famosos más VIP.

Continúa leyendo