Vídeo de la semana

Una mente privilegiada

Pau Donés, un adiós muy meditado

Conocedor de su final, preparó su herencia en marzo para dejar todo repartido entre su hija y su hermano

Pau Dones
Instagram

El cantante Pau Donés fallecía,  a los 53 años, el pasado 9 de junio víctima del cáncer de colón que padecía desde hacía un lustro.  El intérprete de `La flaca´ era conocedor de la gravedad de su enfermedad y del final tan próximo que le esperaba, por lo que quiso dejarlo todo  bien atado  para que su única hija, Sara, y su hermano, Marc,  fuesen los herederos de todos sus bienes. Su vida no fue fácil, pues su madre se suicidó tras regalarle una guitarra, y su muerte tampoco fue como él deseaba, pues la parca llegó antes de lo que hubiera sido su deseo. Tenía muchas  cosas que hacer y una de ellas era su disco, pues le había prometido a sus fans que volvería. Así, casi sin fuerzas debido al deterioro físico producido por la enfermedad, quiso cumplir su palabra y se metió en un estudio de grabación para poder sacar a la venta su último disco, `Tragas o escupe´, en el que habla en algunas de sus canciones sobre ese final que tenía tan próximo. Ese es el gran legado que le ha dejado a sus seguidores, pues sacó a la venta el álbum el 26 de mayo, pocos días antes de marcharse.

Pau Dones
Instagram

Pensó en cómo debía ser la vida de sus seres más queridos cuando él ya no estuviera y , por ello, en marzo  dejó preparado su testamento para que todos sus bienes pasaran a su única hija, Sara, así como a su hermano, Marc, al que la tragedia cuando eran unos niños les unió e hizo que llevaran vidas paralelas.  Así, dado que Sara es aún menor, ha dejado el control total  como administrador solidario de la discográfica  Tronco Records a su hermano, pues Pau era accionista y administrador único de la empresa. El líder de `Jarabe de Palo´ también administraba otra empresa junto a su hermano, Casa Alena Bichos y Verduras SL, dedicada a la compraventa de bienes inmobiliarios. A esto se unen las tres casa que  había adquirido a lo largo de su trayectoria profesional en el mundo de la música. Una de ella en el paseo de Gracia de Barcelona, otra en Montanuy,  Huesca, y la tercera en el Valle de Arán y que puso a la venta hace unos años por 2,3 millones de euros. Todas estas propiedades pasarán a manos de su hija Sara, de 16 años, cuando cumpla la mayoría de edad y mientras llega ese momento ha dejado a su hermano  a cargo de ellas, pues sabe que no podrían estar en mejores manos.

Pau Dones
Instagram

Así, además de los derechos de autor de las canciones que compuso Pau Donés,  la menor  tendrá un gran legado con el que poder recordar siempre a su progenitor, con el que el pasado mes de marzo voló a Estados Unidos, pues el artista quiso aprovechar al máximo el tiempo que le quedaba cuando los médicos le dieron la noticia que no había nada que se pudiese hacer por él y que iba a morir.

Continúa leyendo