Modo zen

Paz Padilla planta cara a la vida, tras la muerte de su marido

Se ha marchado a Suiza para relajarse, tras su vuelta a televisión

La presentadora Paz Padilla ha tenido que hacer frente al momento más doloroso de su vida, el fallecimiento de su marido, Antonio Juan Vidal. Su muerte ha sido un proceso del que ha aprendido muchas cosas y todas ellas las contó en su vuelta a la televisión el pasado 5 de septiembre en `Sálvame Deluxe´, donde se reencontró con sus compañeros y amigos. Tras la entrevista, Paz quiso poner tierra de por medio y se marchó a Suiza como ella misma ha mostrado en su Instagram con el siguiente post. "Aprendiendo a caminar sola observando la belleza que me rodea, #suiza🇨🇭". Además, quiso agradecer las numerosas muestras de cariño de aquellas personas  que se han puesto en contacto con ella para mostrarle su apoyo. "Gracias a los miles de mensajes que escribisteis, mi única intención ayer fue mostrar lo que me ha ayudado, gracias por entenderlo y deseo que tengáis mucho amor en vuestras vidas". Junto a estas palabras, un vídeo en el que se la ve caminando a ella sola por los verdes prados y esbozando una sonrisa, pues como ella misma aseguraba en televisión: "El hecho de que haya fallecido mi marido no me ha quitado las ganas de vivir, ni el  sentido del humor".

Paz Padilla, Antonio Vidal
Gtres

Padilla se enfrenta a una nueva vida en la que su marido le ha dejado un gran legado como "no tenerle miedo a la muerte". Cuando los médicos le informan que su marido tiene un tumor, no deja de llorar. "Yo sabía que era una lotería. Hubo cosas que yo intente cambiar como la alimentación. Me monto un huerto, compro gallinas, todo ecológico y a reforzar el sistema inmunológico. Consigo encontrar una vídeodescodificadora para intentar salvarle la vida".  Intentó hacerlo todo, pero sus esfuerzos no tuvieron el resultado que esperaba.

Paz Padilla, hija
Gtres

"No se ha muerto mi marido, se ha muerto mi alma gemela, el amor de mi vida. Él consigue trabajo en Madrid y a los 5 meses le detectan el cáncer. He aparecido en su vida para ayudarle a morir y amarle con todas mis ganas. Es lo único que le he podido dar, amor del puro del blanco y del bueno. Del que no pide nada a cambio. Le decía te quiero 24 horas al día", así era el amor que Paz sentía por su marido y así lo explicó en la que ha sido su primera entrevista tras el fallecimiento de Antonio Juan Vidal.

Paz Padilla, Antonio Vidal
Gtres

Ese amor tan puro fue lo que le ayudó a permanecer a su lado hasta el final y prepararlo todo para que estuviera cómodo. "Si algo me ha dejado mi Antonio es un legado de no tenerle miedo a la muerte. Aprendió a conocerse, hay que entender que venimos a aprender y llevarnos cosas y amor. La muerte está orquestada. El cuerpo tiene un proceso. Cuando yo ya sé que va a morir digo ‘¿ahora como le ayudo?’. Ya no sirve la alimentación, la medicina, nada". Entonces fue cuando se tumbó con él en la cama. "Le pedí que me esperase y que volviese a por mí cuando llegue mi momento".

Continúa leyendo