Tres días ingresada

Paz Padilla tras su salida del hospital: 'Me costaba respirar'

La presentadora ha pasado tres días ingresada en el hospital en la planta de coronavirus, ha querido agradecer al personal sanitario y a su hija, todo el apoyo que ha recibido en este duro trance.

Paz Padilla tuvo que dejar su puesto como jurado de Got Talent y presentadora de las tardes en el programa ‘Sálvame’ tras contagiarse de COVID-19. Podíamos ver a través de su cuenta de Instagram como su hija, Anna Ferrer, le preparaba la comida entregándosela después sin contacto alguno entre las dos. La presentadora estaba de bajón porque tenía que permanecer “encerrada”, algo contrario a su inquieta personalidad que hace que esté todo el día de aquí para allá. Ayer quiso confesar en un vídeo subido a su Instagram que acababa de salir del hospital después de permanecer tres días ingresada. 

“Hoy hace catorce días que me infecté del Covid. Los primeros días la verdad es que fueron muy sencillos porque no tenía apenas síntomas, pero tengo que contaros que a partir del quinto día empecé con fiebre, me dolía todo el cuerpo y me costaba moverme del sofá.” Así arranca Paz su relato, visiblemente emocionada pero con muy buen aspecto tras haber sido dada de alta. “Todo iba bien hasta el día octavo empecé a sentir una presión en el pecho, me costaba respirar y entonces me acordé de mi amigo Jordi ‘el pescadero’”. Paz esboza una sonrisa al acordarse de su compañero en ‘La que se avecina’, que hace unas semanas salía por fin del hospital tras haber superado el coronavirus

Gracias al consejo del actor Jordi Sánchez, la presentadora decidió acudir al hospital sin perder más tiempo “Me decía cuando me llamó por teléfono: “Paz por favor a lo más mínimo que tengas vete al hospital, no esperes”, le hice caso y me fui a la Quirón, me hicieron una placa y vieron que había niveles que tenía muy alterados (…) entonces decidieron dejarme ingresada. He estado en la unidad de Covid” empieza a temblarle la voz al recordar su paso por el hospital. "He estado ingresada tres días, sola en mi habitación. Como comprenderéis ha sido un poco difícil porque estás sola, no sabes que va a pasar, si tu cuerpo va a reaccionar bien o vas a empeorar (…) pero luego ya fui mejorando y me dieron el alta”. La presentadora ha querido agradecer el trato del personal sanitario, y el de la persona más importante de su vida, su hija Anna Ferrer. 

“Quiero dar las gracias al personal sanitario y a los internistas (…) todo el mundo súper cariñoso conmigo porque estaba un poco asustada y decían ‘Venga Paz que ya verás, que todo va a ir bien’.” Paz cuenta que los enfermeros tenían el detalle de poner frases motivadoras sobre sus uniformes, algo que ha emocionado a la presentadora. Entre sus agradecimientos no ha podido faltar el que ha dedicado a su hija “También me quiero acordar de mi hija Anna que sé que lo ha pasado muy mal que aunque se hacía la fuerte como una mujercita, yo sé que en el fondo estaba muy angustiada” sin duda, madre e hija están más unidas que nunca y van superando los obstáculos que les pone la vida por delante. 

Continúa leyendo