Pilar Rubio, aislada y en cuarentena, participa en ‘El Hormiguero’ desde su casa

El positivo por coronavirus de Sergio Ramos ha obligado a Pilar Rubio a permanecer aislada en su casa, algo que no ha supuesto un problema a la hora de presentar su sección en ‘El Hormiguero’.

Si hace unas semanas era Pablo Motos quien tenía que participar en El Hormiguero a través de video llamada, aislado en su casa por culpa del coronavirus, ahora es Pilar Rubio la que presenta su sección desde el espectacular salón de su casa. El positivo de Sergio Ramos, confirmado hace unos días, ha obligado a Pilar a guardar una cuarentena junto a su familia.

A través de su video llamada, Pilar confirmó que todos se encuentran bien, que ella y los niños han dado negativo en la prueba y que es Sergio quien está aislado del resto en una habitación y sin síntomas: “Está en una habitación encerrado. Los niños han cerrado por fuera y no encontramos la llave”.

Tras asegurar que la familia Ramos-Rubio se encuentra bien, Pilar confesó algunas de las estrictas medidas que están llevando a cabo en casa para no contagiarse. “Yo no quiero pillarlo, que tengo muchas cosas que hacer” bromeaba la presentadora, que confesó que cuando tiene que acercarse a la habitación de Sergio, para por ejemplo llevarle la comida: “me pongo tres mascarillas, guantes y una pantallita”.

Pilar Rubio, en cuarentena tras el positivo de Sergio Ramos, pudo hacer su sección en 'El Hormiguero' a través de video llamada
Antena3

A pesar de los problemas de conexión, ante los que Trancas y Barrancas bromearon con un “los niños te están gastando el wifi”, Pilar pudo llevar a cabo una de sus secciones en el programa, algo que espera poder seguir haciendo los próximos días mientras dure el aislamiento.

Los últimos tiempos no están siendo fáciles para Sergio Ramos y Pilar Rubio, quienes a pesar de ser lo más optimistas posibles, viven pendientes de las negociaciones (al parecer algo estancadas) para la renovación del futbolista por parte del Real Madrid. Al parecer, las condiciones que le ofrece el club no son suficientes para que Sergio acepte, y las peticiones del capitán son excesivas para Florentino Pérez. Mientras, los rumores de las supuestas conversaciones entre Sergio y su gran amigo David Beckham para jugar en el Inter de Miami continúan.

Continúa leyendo