Vídeo de la semana

Sueños rotos

¿Por qué llora María Pombo?

El coronavirus hace estragos en sus ilusiones

María Pombo
Gtres

Más de un año lleva María Pombo organizando un evento en el que ha puesto todas sus energías y fuerzas para que de repente… ¡ zas!, llegue el coronavirus y acabe con todo el trabajo realizado aparcado en un rincón sin saber cuando verá la luz.


 Así, sin más, una de las ´influencer` más seguidas de nuestro país ha visto como unos sueños que se iban a hacer realidad en pocos días han desaparecido y, de momento, el festival de música que tenía entre manos ha quedado cancelado y sin fecha futura para abrir sus puertas.

 

María Pombo
Gtres
María Pombo
Instagram

Con todo el dolor de su corazón, María Pombo comentaba a sus seguidores en Instagram que: “Buenos días chicos. Ayer os dije que íbamos a esperar a ver que pasaba con el ´Suavefest`, pero claramente estaba intentando ser positiva y retrasar algo que al final sabía que iba a pasar”.


Así empezaba su discurso para comunicar la suspensión de este festival que iba a tener lugar el 27 y 28 de marzo Formigal, Huesca, continuando con:  “Todavía el Gobierno no ha hablado y nadie nos ha obligado a hacerlo, pero es verdad que creo que va a ser una pérdida de tiempo y, sobre todo, que nos vamos a engañar a nosotros mismos”.


Sin pensar más en su esfuerzo, aunque si dolida por la cancelación, María Pombo añade que: “De aquí a 17 días, que es Suavefest, no va a estar mejor la cosa, yo creo. Odio ser tan negativa... pero bueno, quería esperar a un milagro. Tampoco las cosas están para celebrar, y no es lo más adecuado para la salud de todos, así que por eso hemos decidido posponerlo hasta nuevo aviso”.

 

María Pombo
Gtres
María Pombo
Instagram

A pesar de estar concienciada de la suspensión y de tener muy claro que era necesaria, la mujer de Pablo Castellano, que finalmente ha decidido seguir los consejos y quedarse en casa, no ha podido evitar soltar unas lágrimas de tristeza y de pena, sobre todo por los comentarios de algunos de sus seguidores que no se han cortado un pelo con sus respuestas, algunas dolorosas. Ella misma lo cuenta: “Me adelanto a los mensajes, porque ya he recibido alguno de: '¡Espabila, que es solo una fiesta!'. Bueno, me vais a permitir, por una vez, salir triste en los stories por varias razones. Una, porque la situación que estamos viviendo asusta, la verdad, por mucho que queramos ser positivos y poner todos un poquito de nuestra parte; y dos, porque en esa “simple fiesta de reguetón” que algunos decís, se ha invertido un año de trabajo, de esfuerzo, de dinero… y, como no os vale que sea mi tiempo, mi dinero y mi trabajo, os cuento que no es solo mío sino también de muchas otras familias, y también la ilusión. Por eso estoy triste, no solo por mi parte sino por la de todos mis compañeros que han estado trabajando para que la fiesta saliese bien”.


Pero ahí no acaban sus palabras y ha añadido: “Gracias a Dios, la mayoría sois gente normal, que empatiza con el ser humano, y que me permitís poder estar triste. No sé qué haría sin vosotros, porque si solo tuviera a los haters… - dice llorando - perdón, es que estoy un poco sensible. Por vosotros se mueve el mundo, porque si fuera por la gente que solo quiere destruir y generar odio… así que gracias”, remata con una medio sonrisa.

 

Continúa leyendo