Pone sal a la vida

Rafa Nadal cambia la raqueta por la sartén

El tenista aprovecha el confinamiento para cocinar para él y su esposa, Mery Perelló

El Estado de Alarma que se vive en estos momentos en España nos está obligando a pasar mucho tiempo confinados en casa. Son muchas las actividades a las que nos podemos dedicar y que en otras circunstancias sería completamente imposible. En el caso del tenista Rafa Nadal ha decidido meterse en la cocina y demostrar sus cualidades culinarias como si de todo un `Masterchef Celebrity´ se tratase. “Hola a todos! Aquí estoy de nuevo... hoy también toca cocinar para mí y para mi mujer... a ver si sabéis qué estaba haciendo… la respuesta más tarde... 😉”. El número 2 del tenis está aprovechando su tiempo libre y se le ve disfrutar con esta actividad con la que está sorprendiendo a su esposa, Mery Perelló, con la que vive una eterna luna de miel desde que se casó el pasado mes de octubre.

Solidario como el que más y siempre preocupado por el bienestar de todos, terminaba su mensaje de Instagram con unas emotivas palabras de apoyo a todos en estos difíciles momentos por los que pasamos. “Espero que todos estéis bien y en casa cuidándose. Fuerza y ánimo #yomequedoencasa #iostoacasa #tuttoandràbene #jerestechezmoi #istayhome #tennisathome well actually #cookingathome”.

Rafa Nadal
Gtres

Hasta el día 7 de junio se han suspendido todas las competiciones deportivas internacionales de tenis, por lo que a Nadal le queda tiempo para perfeccionar sus platos. Quedan unos dos meses y medio por delante para que le podamos ver  dándole a la raqueta. Seguro que en su aislamiento en casa le dedica horas a entrenar para no perder su forma física y llegar en buenas condiciones a la competición, de tal manera que pueda reconquistar el número 1.

El tenista balear, uno de los deportistas más importantes de todos los tiempos en nuestro país,  se entretiene durante la cuarentena en su casa de Porto Cristo de la mejor de las maneras posibles. Para Nadal, un deportista de élite, es muy importante la alimentación, casi tanto como la buena forma física y por ello sabe lo que debe y no debe comer para encontrarse bien y rendir al máximo en la cancha.

Nadal y Mery están viviendo una etapa muy diferente a la que están acostumbrados. El deportista suele estar de un lado al otro del mundo viajando por motivos laborales y su esposa le acompaña allí a donde él va. Son muchas las noches, al cabo del año, que pasan en la habitación de un hotel, por lo que  el estar más de tres meses bajo las cuatro padres de su casa es una situación  insólita, que seguro que están agradeciendo. Quizá también sea un  tiempo para plantearse aumentar la familia, dado que Rafa y Mery siempre han mostrado su deseo de tener descendencia.  Esto se verá en los próximos meses, pero no cabe la menor duda que es un buen momento para  disfrutar de su amor y su relación de pareja, tal y como lo han estado haciendo hasta ahora. Forman una de las parejas más sólidas y consolidadas del panorama nacional y es mucho el cariño que la gente les tiene, pues siempre han mostrado su lado más solidario y tierno.

 

Continúa leyendo