Rafa Nadal y Xisca Perelló estrenan barco de lujo en Mallorca

El tenista y su mujer han adquirido un catamarán valorado en más de cinco millones y medio de euros

Rafa Nadal y Xisca Perelló estrenan el verano con una embarcación de ensueño. El matrimonio pudo disfrutar en la tarde del viernes, por fin, del nuevo barco que han adquirido. Un catamarán de 28 metros de eslora cuyo precio supera los cinco millones y medio de euros. El tenista ya disponía de Beethoven, el barco que tenían hasta ahora y que actualmente se encuentra a la venta por dos millones y medio de euros. Esta misma semana el de Manacor celebraba su 34 cumpleaños rompiendo su tradicional viaje a París, algo completamente imposible debido a la crisis del coronavirus. Pero teniendo en cuenta lo felices que se les ve ayudando al equipo de limpieza a dejar impecable su nueva adquisición parece que el tenista no ha lamentado demasiado el contratiempo. 

Gtres
Rafa Nadal

El nuevo barco de Rafael Nadal es un catamarán modelo 80 Sunreef Power, catalogado como de lujo y que cuenta con comodidades dignas de un hotel de cinco estrellas. Según publican medios especializados, la embarcación cuenta con capacidad para alojar a 12 personas, siendo la suit de proa la mejor habitación de todas al contar con baño propio, cama doble con vistas a la terraza de proa, zona de escritorio y vestidor. Además de las habituales zonas comunes, el barco tiene spa, piscina y bar. Como es habitual en este tipo de barcos, Rafa y Xisca cuentan también con una lancha ligera y motos de agua para facilitar la llegada a tierra de la tripulación en caso de encontrarse fondeados. 

Gtres
Rafa Nadal

Rafa Nadal y su mujer aprovecharon la tarde del viernes para dejar su nuevo barco a punto. La pareja es de lo más familiar por lo que no extrañó a nadie que la hermana y el padre del tenista no dudasen en acercarse hasta el pantalán del Club Náutico de Porto Cristo, en Mallorca, para admirar la última y espectacular adquisición del deportista, cuyas salidas en barco junto a su familia y amigos son habituales durante los veranos en Baleares. 

Continúa leyendo