Las duras y sinceras confesiones sobre maternidad de Rosanna Zanetti que no han dejado indiferente a nadie

A través de las stories de su Instagram, Rosanna Zanetti ha confesado algunos aspectos de su experiencia como madre y los detalles de sus dos partos.

Tal y como pidieron sus seguidores en Instagram, donde ya cuenta con casi 600.000 seguidores, Rosanna Zanetti ha contestado a todas y cada una de las preguntas sobre maternidad que estos han hecho. Y entre confesiones sobre el uso de la faja post parto, que ella asegura no utilizó, el cómo recibió su hijo Matteo la llegada de Bianca, la modelo ha revelado lo diferentes que fueron sus dos partos.

Tuve dos experiencias de parto muy diferentes, pero ambas muy buenas” ha asegurado Rosanna, confesando que sus dos partos fueron naturales y que, a pesar de que en un principio tuvo dudas, tras hablar con otras mujeres sobre su experiencia, sí hizo uso de la epidural.

Rosanna Zanetti confiesa cómo fueron sus dos partos
Instagram @rosannazanetti

Pero la mujer de David Bisbal no se ha quedado ahí, ha dado todos los detalles del nacimiento de sus hijos: “En mi primer parto, no sentí contracciones. No sé por qué, igual tengo una tolerancia al dolor bastante alta. Rompí aguas, me fui al hospital y resultó que ya estaba dilatada. Dos horas después de que me pusieran la epidural dí a luz tras ocho minutos en el paritorio” A pesar de que el nacimiento de Matteo fue así de sencillo, el de Bianca, hace apenas tres meses, fue completamente diferente…

Rosanna Zanetti habla de la maternidad y confiesa lo diferentes que fueron sus dos partos
Instagram @rosannazanetti

Según ha contado Rosanna, le faltaba un día para cumplir la semana 40 de su embarazo cuando empezaron unas contracciones muy leves. Aunque los médicos le aconsejaron quedarse en casa, la modelo asegura que su instinto le dijo que debía ir al hospital. Y así hizo: “Allí me dijeron que no me veían suficientemente desencajada, pero cuando me examinaron vieron que efectivamente estaba de parto”. Aunque le pusieron la epidural, Rosana ha confesado el duro momento que pasó: "El dolor que sentí ahí no lo había sentido en mi vida. No se me va a olvidar jamás” Eso sí, a pesar del dolor, la venezolana ha asegurado que “fueron tres minutos literalmente, casi no tuve que empujar. Esa niña nació sola”.

Continúa leyendo