Vídeo de la semana

Les da “vidilla”

Sandra Gago y Feliciano López: Así solucionan el gran obstáculo de su matrimonio

“Tenemos un carácter particular y cuando tienes que sacarlo se saca”

Feliciano López y Sandra Gago, su esposa, se niegan a dejar que la distancia los separe y acabe con el matrimonio. El tenista pasa sus días viajando y la modelo ha querido acompañarlo, un año más, a México. Es un viaje que hacen todos los años con motivo del torneo de tenis que hay en Acapulco anualmente. El campeonato es una excusa que ha usado la pareja para vivir su segunda luna de miel.

Sandra ha confesado que les encanta México y la gran acogida de todos sus residentes. Por eso es una fecha que todos los años reservan en su calendario y aprovechan para disfrutar del buen tiempo aparte de ver los partidos. Feliciano no ha dejado duda de lo que disfrutan y ha sorprendido a su pareja cantándole una ranchera. La modelo, orgullosa de cómo canta su marido, ha compartido el vídeo en su Instagram. Aunque reconoce que solo canta cuando están los mariachis porque les encantan, en casa no.

Ambos se están adaptando a la vida profesional de su pareja y se apoyan y organizan bien. “No se hace duro tener que viajar tanto porque al final en pareja disfrutas de lo que disfruta tu pareja”. Esto no quita que el tenista se dedique a una profesión que le quita mucho tiempo del que compartiría con su pareja. “Le hace viajar mucho, pero es su vida, siempre lo ha sido, lleva 20 años pero es una cosa que le hace muy feliz” y ella disfruta con lo que le hace feliz.

Sandra Gago y Feliciano López
GTRES

Sandra Gago destaca que el disfrutar con lo que hace tu pareja es algo que considera “una base fundamental” y así las distancias y los viajes se hacen más cortos. No tan corto es el viaje que esperan tras contraer matrimonio hace siete meses. Después de este tiempo casados admite que no ha cambiado nada, que siguen igual de bien y unidos. Pese a que ha sido un paso importante, “hay que estar todavía más unidos porque es un viaje largo”.

En cuanto a las peleas no quiere dar detalles y “lo que pase o deje de pasar es cosa nuestra” pero les da “vidilla” alguna pelea de vez en cuando. “Tenemos un carácter particular y cuando tienes que sacarlo se saca, pero lo evitamos”. Obstáculos que superan con detalles y mucho amor pero casi siempre por parte de ella, que reconoce que es la más romántica y admite que “las mujeres tienen más sensibilidad que los hombres”.

Ambos están viviendo el día a día y ampliar la familia es un proyecto de futuro que les haría mucha ilusión, algo a lo que aún no quieren ponerle fecha pero que llegará. De momento ella está focalizada en su nueva carrera profesional ‘Wedding Planner’. Un trabajo por el que se ha decantado tras hacer un curso a finales del pasado año y enfrentarse a la organización de su propia boda, una experiencia en la que se quiso “involucrar muchísimo porque era algo de lo que disfrutaba”. Afirma rotundamente que no habría cambiado nada de su boda y que reviviría ese momento todos los años porque fue maravilloso.

Continúa leyendo

#}