Vídeo de la semana

El ingreso de Sara Carbonero podría deberse a otra dolencia no derivada de su cáncer de ovarios

Mientras se esperan noticias del estado de Sara Carbonero, la información va llegando con cuentagotas. Según han confesado, la intervención, que no tendría nada que ver con su cáncer de ovarios, ha sido todo un éxito.

Sara Carbonero continúa ingresada en el hospital tras ser intervenida de urgencia por una dolencia que podría no tener nada que ver con su cáncer de ovarios
Instagram @saracarbonero

Poco o casi nada nuevo se sabe del reciente ingreso de urgencia de Sara Carbonero en una clínica de Madrid. La periodista, que fue ingresada el pasado viernes en la Clínica de la Universidad de Navarra en Madrid, continúa en el centro recuperándose de una intervención que si a priori se aseguró tenía que ver con el cáncer de ovarios que le detectaron en mayo de 2019. Aunque en las últimas horas, fuentes del entorno de la periodista han confesado que la intervención no ha tenido nada que ver con su enfermedad y que se trata de otra dolencia.

Si bien es cierto que por el momento nadie ha querido dar más detalles sobre el motivo que ha llevado a Sara al hospital, algunos medios sí aseguran que la intervención ha sido todo un éxito y que la periodista se recupera favorablemente en su habitación. A través de sus redes sociales, Sara sigue compartiendo positivas publicaciones que dan a entender que cuenta con ánimo y ganas para recuperarse lo antes posible.

A quien sí se ha podido ver entrando y saliendo de la clínica es a su marido, Iker Casillas, que prácticamente no se ha separado de ella. Tan solo para llevar a los niños al colegio, Iker ha abandonado el hospital, eso sí, con el gesto serio y la mirada de preocupación. Y es que según han asegurado fuentes cercanas, el ex guardameta está muy preocupado y deseoso de que las aguas vuelvan a su cauce y Sara pueda volver a casa.

Preocupados por la situación, los fans de la periodista viven pendientes de las redes sociales de Sara, que ya han llenado de mensajes de ánimo y apoyo, esperando noticias sobre su estado. Algo que ya hizo ella misma hace casi dos años cuando confesó su enfermedad “Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien”

Continúa leyendo

#}