Sara Carbonero e Isabel Jiménez brindan por su amistad y las buenas noticias

Compañeras, socias y amigas. Sara Carbonero e Isabel Jiménez han disfrutado de un rato de confidencias y relajación para brindar (con zumo de tomate) por el buen momento que viven ambas.

Un sencillo zumo de tomate ha servido a Sara Carbonero e Isabel Jiménez para brindar por todas las cosas buenas y celebrar que todo marcha bien. Así nos lo han querido mostrar a través de sus redes sociales, donde hemos podido ver una quedada muy especial entre las ‘comadres’.

“Pues esto es la vida” aseguraba Isabel en su publicación, junto a una imagen de Sara dándole un cariñoso beso mientras brindan. La misma foto compartía Carbonero aludiendo: “Que siempre existan excusas para brindar (aunque sea con zumo de tomate)”

Felices de volver a estar juntas, Sara Carbonero e Isabel Jiménez han compartido un bonito momento entre las 'comadres' que brindan por la vida
Instagram @saracarbonero

Y es que las periodistas tienen mucho que celebrar. En los últimos meses, la vida de ambas ha vivido grandes novedades, desde la reciente maternidad de Isabel, quien a principios de enero daba la bienvenida a Dani, su segundo hijo, a la intervención de urgencia de Sara Carbonero que la obligaba a permanecer una semana ingresada en el hospital.

Ahora, con Sara ya recuperada y reincorporada a su programa en Radio Marca, las amigas y socias preparan con mucha ilusión la nueva colección de ropa de su marca Slow Love que volverán a poner a la venta en Cortefiel. A través de sus perfiles de Instagram, Sara e Isabel nos han ido mostrando algunas pinceladas del trabajo que están realizando para que esta, al igual que la anterior línea, sea todo un éxito.

Eso sí, en su cita en un céntrico restaurante de Madrid no estaban solas. Junto a ellas estaba Iker Casillas, apoyo incondicional de Sara en los momentos más duros, y también en los más íntimos. Atrás quedaron los insistentes rumores que aseguraban que la pareja no pasaba por su mejor momento, e incluso aseguraban que ya vivían por separado.

Iker también intenta seguir adelante tras el susto en la salud de Sara, y disfruta de su nuevo trabajo como adjunto al director general en la Fundación Real Madrid.

Continúa leyendo