Las duras confesiones de Soraya Arnelas sobre el maltrato que sufrió por parte de su expareja

Durante una entrevista, Soraya ha confesado uno de los episodios más duros y desconocidos hasta el momento de su vida: ‘Operación Triunfo’ la salvó la vida y la sacó de una relación marcada por el maltrato.

Nadie duda de que la participación de Soraya en Operación Triunfo en 2005 cambio su vida para siempre. Pero nunca nos hubiéramos imaginado hasta qué punto. Y es que su paso por la Academia más famosa de la televisión, le salvó la vida. Literalmente.

Así lo ha confesado la cantante durante una entrevista de la soprano Pilar Jurado en su canal de YouTube Pilar & Friends. Durante su participación, en la que hablaron de los inicios de Soraya en el mundo de la música, esta hizo importantes revelaciones hasta ahora desconocidas. Sobre su entrada en el concurso Soraya señaló: “Por entonces yo tenía una pareja que era de todo menos buena persona. Era un tipo bastante nocivo, un tipo que me maltrataba psicológicamente y físicamente. Después de mucho pensármelo, tras ver un casting de Operación Triunfo, decidí presentarme"

Soraya asegura que esa decisión cambió su vida para siempre: “Me agarré a la oportunidad porque si no iba a ese casting no sé cómo hubiese terminado hoy en día. Me salvó la vida. Fui una mujer maltratada psicológicamente y físicamente, pero nunca lo conté

Ahora, años después, Soraya confiesa no querer hablar de esa dura época, pero tampoco lo oculta porque de aquella situación aprendió mucho y tras curar sus heridas, reconoce que todo aquello también influyó en el tipo de persona que es ahora: “lo cuento como parte del proceso de evolución que he tenido para que la gente sepa cómo soy, quién soy y cómo he llegado hasta aquí con qué carácter”

Años después, Soraya vive uno de sus mejores momentos, en los que disfruta de una carrera profesional plagada de éxitos y reconocimientos, y de una familia que es lo más importante para ella. Junto a su chico, Miguel Herrera, y su hija Manuela, Soraya asegura ser feliz.

Continúa leyendo