Vídeo de la semana

Su mejor despertar

Tamara Falcó nos abre las puertas de su dormitorio

La marquesa de Griñón vuelve a sonreír, tras el fallecimiento de su padre

Tamara Falcó
Instagram

La aristócrata Tamara Falcó va recuperando el  sentido del humor, después del inesperado fallecimiento de su padre, Carlos Falcó,  que murió víctima del coronavirus el pasado 20 de marzo. La actual marquesa de Griñón nos abrió las puertas de su dormitorio y lo hizo a través de sus redes, con tres fotografías en  las que mostró la mejor de sus sonrisas.  Con un pijama estampado azul y  una almohada en la mano, vimos a una muy feliz Tamara, que mostró su imagen más natural, nada más levantarse de la cama. Con estas fotografías, que se han hecho virales con miles de `likes´,  nos dejó ver  la ganadora de la última edición del `talent show´ `Masterchef Celebrity´ que  tiene un cabecero de madera, que cubre parte de la pared que está decorada con un papel  en el que se dibujan distintas  figuras geométricas redondeadas, que van de un lado a otro de la habitación. Su cama cuenta con sábanas blancas y en su mesilla de noche tiene una pequeña lámpara, así como una botella de agua por si tiene sed no levantarse. "Take me back" son las palabras que aparecen junto a estas divertidas imágenes que parecen ser tomadas tras una guerra de almohadas.

Tamara Falcó
Instagram

El confinamiento nos está permitiendo conocer más a fondo a nuestros famosos y Tamara nos ha permitido acercarnos  a ella. Siempre ha demostrado una gran sencillez y el hecho de haber heredado uno de los títulos nobiliarios más apreciados por su padre no le ha hecho cambiar para nada su forma de ser y de pensar. Sigue siendo la misma de siempre, una mujer con un gran corazón, dispuesta a ayudar a todo aquel que lo necesite y también dispuesta a hacer pasar un rato agradable a los demás en un momento en el que el coronavirus ha hecho mucho daño en España, tanto por el confinamiento como por  la enfermedad que ha afectado a miles de personas y ha dejado muchas secuelas.

Tamara Falcó
Instagram

La desescalada ya se ha iniciado, pero todavía  pasamos mucho tiempo dentro de casa. Tamara, de 38 años, aprovecha para leer y deja una fotografía en la que está leyendo un libro de su padre, el marqués de Griñón, sobre el mundo del vino y cuyo prólogo está escrito por José Bono, el que fuera presidente del Congreso de los Diputados. "Gracias Papi por dejarme el legado más bonito que se le puede dejar a una hija: tu amor". No cabe la menor duda que Tamara le echa mucho de menos a su progenitor, pues estaba muy unida a él y durante un tiempo le ayudó en  el `Palacio el Rincón´, la finca que posee en la localidad de Aldea del Fresno, a las afueras de Madrid. Ahora se encuentra en casa de su madre intentando rehacer su nueva vida  y para ello cuenta con el apoyo incondicional tanto de Isabel Preysler como del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, que siente un gran cariño hacia ella como siempre ha manifestado en público.

Continúa leyendo

#}