Insensatos

Tamara Gorro estalla ante los padres irresponsables: ''Gracias a ti, hoy va a morir una persona''

La ‘Influencer’ no se puede contener viendo como los adultos no dan ejemplo a los niños

Acaba de inaugurarse la salida de los niños tras el confinamiento y ya se han dado las primeras irresponsabilidades. Y no vienen dadas por los propios niños, sino por los adultos irresponsables que no cumplen unas normas que son básicas para combatir el coronavirus. Al mismo tiempo, han surgido las críticas hacia estas actitudes y en muchos casos las firman personajes conocidos que no pueden dejar pasar lo que ven sus ojos.


De este modo, Tamara Gorro, la mujer del futbolista Ezequiel garay, ha estallado en sus redes sociales y ha expresado su parecer contra estos padres que no miran ni por el bien de ellos ni por el de sus hijos, además de pasar ampliamente del resto de personas.

 

Tamara Gorro
Instagram

Tamara, que ha sufrido las consecuencias de la pandemia global provocada por el coronavirus, puede hablar perfectamente del tema. Su marido fue uno de los primeros casis de contagio y tuvo que ser aislado en su propia casa, guardando toda la familia lo prescrito para estas circunstancias. Además de la preocupación por la enfermedad, también tuvieron que guardar las diferentes fases de la cuarentena.
Ahora, cuando llega el momento de la desescalada y los niños pueden salir a dar un paseo, van unos cuantos y se saltan todo lo habido y por haber y pasan de protegerse y proteger a los demás.


Solo tenían que cumplir con la regla de los cuatro ‘1’: un paseo al día, acompañados de un adulto, una hora y máximo un kilómetro alejado del domicilio. Aunque la mayoría lo hizo correctamente y los niños corrieron, montaron en bicicleta o patines, saltaron y se explayaron, otros no acataron lo que era correcto y las imágenes de corrillos de personas se fueron habiendo públicas en las redes sociales y en los informativos y surgieron las críticas.

 

Tamara Gorro
Instagram

Tamara Gorro se unió a los detractores, pero antes: “Lo primero que he hecho ha sido felicitar a los niños porque considero que son el verdadero ejemplo y he pedido responsabilidad a los papás y a las mamás, pero que consideraba que la tenían. Pues me he equivocado”.


Ya subida de tono añade: “¡¡¡VERGÜENZA Y PENA!!! Al resto de pap@s coherentes y responsables que gracias a Dios sois muchos, GRACIAS por colaborar en que todo termine”. Para poner como explicación: “Les ha importando un carajo que se esté muriendo gente, si no colaboramos nuestro país no va a salir”.

 

Continúa leyendo