Cara a Cara

Todas las claves del juicio de Miguel Bosé y Nacho Palau al descubierto

El escultor presentó una prueba con la que espera que el juez tome nota para conseguir una sentencia favorable

El cantante Miguel Bosé y el que fuese su pareja durante 26 años, el escultor Nacho Palau, se vieron las caras en el juzgado nº 4 de Pozuelo de Alarcón para dirimir la filiación de los cuatro hijos que tuvieron por gestación subrogada durante su relación sentimental. Mientras Palau llegaba y se marchaba atendiendo a la prensa que le esperaba en la puerta, el intérprete de temas como `Bandido´ quiso esconderse de los medios y recibió permiso para poder acceder al juzgado por el garaje, en un coche con los cristales tintados para evitar que se tomase imagen alguna de él.

Nacho Palau
Gtres

Este juicio ha llegado dos años después de la demanda interpuesta por Palau, en octubre de 2018. Fueron algo más de cuatro horas lo que permanecieron en el interior del juzgado presentando las pruebas pertinentes y el escultor se guardaba un as en la manga, una fotografía que ha subido a sus redes sociales en la que se ve a los cuatro menores caminando de espaldas. Esta es la prueba que muestra la relación que une a los pequeños y por si había alguna duda, Palau escribe el post: "Hermanos para siempre".

Miguel Bosé, Nacho Palau
Gtres

Eso es lo que él quiere, pues se niega que su ruptura con Miguel Bosé acabe con la relación entre los cuatro hermanos que han vivido juntos durante ocho años. Así, a los muchos cambios que han tenido que hacer frente, como adaptarse a nuevos lugares de residencia, se unía su nueva situación familiar. "Confío en la justicia. Solo quiero que los hermanos estén juntos y si es más cerquita, mejor. Que se establezcan las visitas", aseguraba a su salida de los juzgados de Madrid, tras este cara a cara con el que fue su pareja durante más de dos décadas, donde añadía: "Yo quiero que estemos todos felices y contentos".

Miguel Bosé, hijos
Gtres

Palau desea que los pequeños  crezcan juntos y que exista un régimen de visitas, además ha puesto sobre la mesa la situación precaria en la que se encuentran sus dos retoños, que viven en unas circunstancias muy diferentes a los hijos de Bosé, pues su economía  nada tiene que ver con la del cantante. Según se comenta, Bosé no está de acuerdo en que todo este caso se encuentre en los juzgados españoles y su deseo es que todo se resuelva en México, país en el que reside. Sin embargo, eso no puede ser, dado que Palau presentó la demanda ante la justicia española, país natal de ambos y donde ahora reside el escultor con sus pequeños Ivo y Telmo en Valencia. Allí, el artista trabaja en un restaurante y llega a trabajar turnos dobles para poder alimentar a sus hijos. Nada que ver con Miguel Bosé, que sigue disfrutando de la `Dolce Vita´ junto a sus hijos, Tadeo y Diego, los cuales siguen llevando el mismo nivel de vida de siempre.

Miguel Bosé
Gtres

No corren buenos tiempos para Miguel Bosé, quien ha sufrido una gran transformación. El fallecimiento de su madre, Lucía Bosé, de coronavirus le ha afectado mucho, lo mismo que le ocurrió cuando tuvo que despedirse de su sobrina Bimba Bosé, que murió víctima del cáncer.

Continúa leyendo