De mujercitas a Love Actually, recorremos algunas de las casas navideñas de cine

La propiedad más cara es el apartamento de Walter Hobbs en `Elf´ con un precio 25 millones de dólares