Muy satisfecha

Lydia Lozano recibe el alta, arropada por su marido Charlie

"Me han dicho que puedo hacer mi vida normal, que camine todos los días media hora y que no coja nada de peso"