¡Delicioso!

El plato preferido de Íker Casillas está al alcance de todos

Al portero se le hace la boca agua con unos sencillos huevos fritos con patatas

Ganar la primera copa del mundo para España, bien merecía darse algún capricho y así lo pensó también quien entonces dirigía el equipo nacional de fútbol, Luis Aragonés. El ‘míster’, como todos le llamaban dejó que Íker Casillas eligiera el plato que todo el conjunto iba a degustar el día después de alcanzar la gloria. “Capitán, ¿qué quiere que comamos?”, le preguntó el ‘sabio de Hortaleza’, a lo que Íker no respondió con ninguna excentricidad que se pudiera esperar digna de un astro del deporte de rey de su categoría, pero sí con un plato que estaba muy lejos de lo que el conjunto solía degustar durante los días de competición. A los mandos de la dieta de los deportistas estaba el doctor Candel, al que apodaron ‘el doctor Hambre’, por las estrictas normas a las que los tenía sometidos. El experto les sometía a un férreo control sobre la báscula y les medía constantemente el porcentaje de grasa y en toda la organización española sobrevolaba una máxima nutricional: “Un kilo es la diferencia para ganar un balón dividido a lo alemanes”. Pero la estrella ya estaba bordada en la camiseta y entonces un sorprendido capitan repregunto: “¿Puedo pedir lo que quiera, mister?”. “Lo que a usted le apeteza”, contestó el entrenador. “Quiero jamón ibérico y huevos fritos con patatas”, una respuesta que sin duda sorprendería a más de uno de aquellos campeones que se trajeron la primer copa del mundo para España desde Sudáfrica.

Iker Casillas
RTVE

Y así lo demostró también cuando Bertín Osborne le visitó en Oporto. En el formato de entrevistas que presenta el jerezano, los invitados suelen preparar junto a él, que no con él, dadas sus nulas dotes entre fogones, una receta y el ‘eterno capitán’ volvió a elegir los huevos fritos con patatas. En esta ocasión, las tornas se cambiaron y fue el cantante de rancheras quien dio alguna que otra lección de cocina al futbolista. Sin duda esta fue una de las entrevistas más íntimas que el de Móstoles ha dado nunca. El astro del fútbol repasó sus comienzos en la cantera del Real Madrid y cómo llegaba hasta la ciudad deportiva en trasporte público, habló de su delicada relación con el que fue su entrenador en su última etapa en el equipo merengue y de cómo se vive la vida desde Oporto, unos días de tranquilidad, que entonces vivía junto a una muy embarazada Sara Carbonero, que más adelante daría a luz a Lucas, su segundo hijo, y junto al primogénito de ambos, Martín.

Iker Casillas
RTVE

Y es que el capitán, siempre ha demostrado que es un hombre de costumbres sencillas, natural de Móstoles, visita siempre que puede Navalacruz, el pueblo abulense del que es originaria su famialia. Algo que quizás pocos conozcan es que el madrileño no solo es campeón de fútbol, también ostenta un triunfo en mus y en estas lides también se batió con Bertín Osborne en su visita. Entre carta y carta, el andaluz preguntaba y el madrileño se sinceraba sobre los acontecimientos que marcaron su vida y la trayectoria deportiva de un país. Sara Carbonero también quiso aportar su visión y reveló cómo era hablar en los informativos sobre las hazañas deportivas de su pareja.

Continúa leyendo