Directa al corazón

Ágatha Ruiz de la Prada desvela cómo se enamoró de su actual pareja

Ha sido de una curiosa forma que estuvo a punto de acabar en tragedia

Agatha Ruiz de la Prada, novio
Gtres

La normalidad empieza a llegar a nuestras vidas y también a los platós de televisión. Así, Pablo Motos empieza a contar en `El Hormiguero´ con invitados que se sientan a su mesa como es el caso de Ágatha Ruiz de la Prada. La diseñadora tiene una vida apasionada y así lo demostró al hablar de cómo había pasado el confinamiento en el campo con su hijo Tristán. Nos desveló que tiene caballos, perros, cerdos y gallinas, pero también nos habló de sus 1.500 lombrices, que las utiliza para obtener compost. Es muy ecológica y considera que la mejor manera de ayudar al planeta es teniendo menos residuos. Por ello, parte de los restos de comida se los da a las gallinas y lo que queda, incluso el papel, se lo da a sus lombrices que cuentan con una casa de diseño, un mueble que ha sido galardonado con un premio internacional.

Ágatha Ruiz de la Prada
Antena 3

Después de darnos detalles de su granja y de las mascarillas solidarias que ha diseñado, habló de su nueva pareja sentimental, el empresario  Luis Gasset, al que conoció gracias a una amiga. Si bien entre ellos surgió una bonita amistad y él la mandaba mensajes todos los días, no fue hasta que estuvo ingresado con coronavirus cuando despertó el interés de una manera especial de Ágatha. "Mi novio estuvo a punto de morirse por coronavirus", además añadió: "Cree que se contagió con el casco de una moto eléctrica de las que se alquilan". Durante la entrevista, la diseñadora fue desvelando algunos detalles más íntimos hasta que habló de los verdaderos motivos que la enamoraron. "Me mandó un mensaje diciéndome que estaba en el hospital porque había estado a punto de morirse" y añade: "Me pareció tan romántico que estuviera en peligro de muerte...".

Agatha Ruiz de la Prada
Instagram

Afortunadamente, ya se encuentra bastante recuperado de los efectos del virus: "Está bien, mejorando porque fue muy grave. Yo estuve cerca de él, pero he tenido suerte y no me ha pasado nada". Para Ágatha el coronavirus no ha estado tan mal como ella pensaba en un principio, pues se le vino el mundo abajo cuando vio que todo se iba cerrando en España y en el resto del planeta por la pandemia. Acostumbrada a volar y a presentar sus colecciones por todo el mundo, se tuvo que acostumbrar a estar en casa confinada. Admitió que tuvo miedo por sus 34 empleados y por el resto de empresas a las que da trabajo de forma indirecta.  Ahora todo es bien diferente,  y ya puede empezar a salir y, además, está viviendo un momento muy dulce junto al empresario Luis Gasset, que le ha devuelto la ilusión.  Comentó que no sabía cómo iba a ir la relación, pero  que pasase lo que pasase, ya había merecido la pena. Mujer optimista donde las haya y a punto de cumplir 60 años, ahora  la diseñadora se vuelca en  las mascarillas, que como aseguró  "tienen mucho morbo", pues intenta mirar a los ojos para ver quien se esconde bajo cada una de ellas.

Continúa leyendo